viernes, 2 de enero de 2009

Vértigo

Acojonado. Estoy acojonado.

Como siempre, antes de un cambio me acobardo y quiero volver atrás y deshacer lo acordado, saber que cada mañana bajaré hasta Nuevos Ministerios para coger la línea 8 y luego la 9 hasta mi trabajo, llegaré y me tomaré mi Cola Cao acompañado, encenderé mi ordenador con la clave de siempre...

Un nuevo año, un año nuevo. Y tan nuevo. Quién cojones me manda a mí complicarme la vida. Quién cojones me dio este culo de mal asiento.

Y aquí estoy, haciendo cábalas de cómo será mi vida -nueva-, cómo será mi trabajo -nuevo-... y el vértigo sólo se me quita cuando pienso que estarás tú al llegar a casa.

Un poco lo de siempre. Feliz, pero con los huevos de corbata. Así estoy. ¿Lo he dicho ya? ACOJONADO.

Ramón está acojonado,
quién le desacojonará...
El desacojonador que le desacojone
buen desacojonador será.

Feliz año nuevo, feliz vértigo, feliz acojone.

18 comentarios:

CaminanteDeNoche dijo...

Los cambios siempre dan miedo porque altera la rutina habitual alrededor de la que gira nuestra vida, pero también tienen la emoción de lo desconocido, lo nuevo, la aventura. Imagina que eres el explorador de una isla o una selva, aunque en las ciudades haya más fieras peligrosas, jajjaa.

Por lo menos se te ha cumplido eso de año nuevo vida nueva, y es que el que no se arriesga al cambio, si es para mejor, acaba muriendo en brazos de la culpabilidad posterior por su cobardía.

Besos, que a pesar de los miedos nos adaptamos muy bien.

Anónimo dijo...

Ramón en estado puro...el día que consigas entender de verdad, que tu mente reacciona siempre de la misma manera ante las mismas situaciones...ese día te quitarás muchos miedo de encima Ramón...

Es bonito leer que estás acojonado, pero que hay alguién que sabe que tecla tocar para quitarte el acojono...eso a veces bien vale un cambio de ciudad, un acojono, y mil miedos...

Te lo dice un experto en la materia...

Andrés Hurtado

Eva dijo...

Cagón, más que cagón. Ánimo, que te los comes con patatas! Un muak gordote.

B.B. dijo...

Que suerte......

Iagui dijo...

Lo sé, estará trilladísima.. pero aún sirve... Ánimo Ramón, que todo cambio al final termina antes o después (y en ese momento, SEGURO, te urdirá uno nuevo!!!)
Con dos cojones y acojonado de cojones,
Ramón se desacojonará y todo será cojonudo.

http://www.youtube.com/watch?v=yjnvSQuv-H4

ó

http://www.youtube.com/watch?v=xJENtHOJUBs

El segundo es distinto... pero igual de válido! ;)



Igual la cuestión es tomarse las cosas con calma, dejar que lleguen y... reírse un rato...

AÚPAAAAAA

anapedraza dijo...

Tranquilo Ramón, esas cosquillas desaparecen en unos días.

Yo también voy a Nuevos Ministerios, pero me bajo ahí porque trabajo al principio del Paseo de la Habana.

Ya nos contarás...

¡Animos!

MIGUEL

Holly Golightly dijo...

Te esperan días de gloria y éxitos!!!
Y para saborearlos a tope un poco de adrenalina al principio no va nada mal!!
Muxa merdaaaa!!! ;-)

Sibyla dijo...

Romper la rutina es uno de los pocos lujos que todavía quedan y tú...has osado, te has atrevido a intentarlo, auqneu tengas que lucir una corbata más original de lo habitual (ja,ja,ja)

A lo hecho Pecho!!!!

Ánimo y pa lante! Sr de Mielina!

C. C. dijo...

Que lo del acojone es normal, ya verás como luegote quitas la corbata y bajan a su sitio, y como dice Eva en un par de días te los comes con patatas, ánimo!!

Un abrazo!!

TUPERSONALSHOPPERVIAJERO dijo...

Venga, venga que seguro que luego te alegras del cambio. Te deseo todo lo mejor para este 2009.
Bss
;-)

ALMAGRISS dijo...

Jajaja, ay Ramón, dicen que el que no arriesga no gana... así que has arriesgado ¿eh? Mucha mucha suerte.

Charlie dijo...

Feliz año 'Món.

Hay que venirse arriba, estás acojonado por todas las variables que no controlas, por las decenas de pequeñas rutinas que tendrás que adaptar y aprender.

Pero más que acojone, es un libro por empezar o una partida a un nuevo juego que echar. Tienes mucha suerte de estar a punto de hacer muchas cosas por primera vez de nuevo. Recíclate. Suerte, aunque no la necesites. ;)

ernesto51 dijo...

Que se acojonen ellos; tu eres el centro, el que decide, el que cambia porque sí, porque le sale de donde le sale; "ellos" son los que se tienen que amoldar a ti, faltaría más, que se acojonen ellos tío, tu eres el campeón.

¿Mejor, verdad? si es que no hay nada como darle la vuelta al asunto. Y si hay que cambiar el Metro por una Limusina, pues se cambía y ya está.

Suerte y a comértelos.

Ramón de Mielina dijo...

En el fondo es lo de siempre... es la decisión correcta peeeeero... lo de siempre... Miedo escénico... Saldrá bien! :-)

Clares dijo...

No te acojones, que es lo mismo que no te acongojes. Los congojos en su sitio y adelante. Mucho ánimo y asume el cambio, todo lo que venga, con mucha alegría y confianza en ti mismo. Que seas muy feliz, chaval.

Debster dijo...

Feliz año Monchu!!
Ánimo que eso como tu bien dices ya te ha pasado otras veces ;)
Muaks!

Rockdriguez dijo...

Bueno chico NO tanto miedo... ahora yo empiezo mi rutina otra vez !! NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO !!!!!!
(Aunque lo estaba pidiendo a gritos tambien !!)

saludos, pasate.. besos

Rubeo Boy dijo...

Ramon! Mucho animo, todo va a ir de maravilla. A algunos nos ha tocado adaptarnos a grandes cambios ultimamente y, aunque es duro al principio, se va superando poco a poco. Ademas, cuando es voluntario ese cambio, no es ningun problema. Olvida el acojono y conquistaras la "ciutat". :) xoxo