viernes, 22 de junio de 2007

22 de junio...

Dicen que es cuestión de tiempo, pero yo sé que no es verdad porque cada día que pasa me acuerdo más de ti. Es mentira que el tiempo lo cure todo. Ahora estoy solo y me gustaría que estuvieras aquí para ver a nuestra primera nieta. Si la vieras... tiene tus ojos y tu sonrisa. Cada día salimos a dar un paseo y voy como decías siempre que iría: como un pavo real mirando a todos lados, orgulloso como un abuelo chocho. Como lo que soy, en realidad. Si estuvieras aquí, nos reiríamos pero seguro que tú también te empavonarías… Nada ha vuelto a ser igual. Al principio me dieron un margen y respetaron mi tristeza pero ya han pasado 3 años desde el accidente y ellos consideran que ya es tiempo más que suficiente. ¿Qué saben ellos? Esperan que esté feliz, que me ría como antes, que vuelva al club a echar la partida o que llame a la cuadrilla para salir a pasear. Ésa era mi vida contigo. No salgo tanto, sabes que eras tú la que me empujaba a tener tanta vida social. Me conoces, siempre he sido más de quedarme en casa y organizar algo en la terraza con los amigos. Nada de grandes jolgorios. Se empeñan en hacerme feliz. Soy feliz, en serio, pero no entienden que estoy incompleto, me siento incompleto. Sé que son jóvenes y no lo ven pero ésa era nuestra vida y no quiero seguirla solo; como si nada hubiera pasado. Íbamos a hacernos viejos juntos y el único que tiene arrugas soy yo. Tú continúas perfecta en la foto que puse en mi mesilla (¿sabes cuál te digo? La que te saqué en París hará unos 6 años… estabas impresionante, la luz no podía ser mejor y ese vestido…). Sigues igual de guapa que siempre y yo me voy haciendo más viejo cada vez. Te burlarías de mí si supieras que ahora llevo bastón. Sabes que nunca me han gustado los bastones pero, ahora, me miro en el espejo y me veo hasta elegante. ¡Fíjate que hasta estoy pensando en comprarme un sombrero de ala corta! Como los que llevaba tu padre... ¿te imaginas? María…

Ramón de Mielina

7 comentarios:

Hlodowig dijo...

Me gusta esta historia, sí señor. Es un poco triste, nostálgica, pero bonita al fin y al cabo. No me importaría estar en su lugar dentro de unos cuantos años.

mojo dijo...

Como me gustaria ser ese hombre... Mirar atras, una vez mayor, y pensar que mi vida fue tan llena y hermosa. Echar de menos a la mujer que quise, y querer a mis nietos. Bonita historia.

J. dijo...

yo preferiría hacerme viejo con ella y ir juntos por la calle y pasear a nuestrs nietos.pero la historia es bonita y si tuviera q perder a mi mujer me gustaria ser el.

Perraco Vallecano dijo...

"Los que de corazón se quieren, sólo con el corazón se hablan" (Quevedo)
Que paseis un buen finde, y que los trasgos y las meigas os invadan en la noche de San Juan.

J. dijo...

la frase está bien si no la analizas... no estoy de acuerdo. los q s quieren de verdad no s habkan solo con el corazon

Anónimo dijo...

¡Vaya historia!

Ramón de Mielina dijo...

A mí sí que me gustaría ser él y mirar hacia atrás y ver que he sido feliz.

Pero cuando mirara, me gustaría hacerlo con nostalgia y no con tristeza, sabiendo que fui feliz pero que también lo sigo siendo.

Es malo quedarse anclado en el pasado, es mejor irse adaptando según va pasando el tiempo.