jueves, 10 de mayo de 2007

Érase una vez...

Una noche, una muchacha desencantada huyó de los brazos de un príncipe oscuro. No se giró la muchacha, presa de sus miedos y desencantos, y el príncipe no recorrió pueblos con el zapato de cristal.

Cuentan por ahí que ambos, soñándose, pasaron la noche juntos y fue al despertar que los dos se supieron solos en sus alcobas. Pensando sus finales, lanzaron palomas: la muchacha desencantada buscando una respuesta; él buscando una razón. ¿Por qué fue?, se preguntó ella, ¿qué pasó?, pensaba él.

La historia dice que la muchacha había oído la leyenda del príncipe oscuro. Fue vista la muchacha dudar mientras huía y quienes fueron testigos de sus miedos dicen que, por un instante, eran dos en vez de una.

No hay un zapato de cristal que atestigüe esta historia, que bien puede ser un cuento, pero se dice que el príncipe partió hacia tierras lejanas y desconocidas mientras que la muchacha se quedó en la ciudad.

Quién sabe si volverían a verse, quizás en sueños, quizá por fin el desencanto abandonó a la muchacha, o puede que la leyenda del príncipe oscuro fuera tan solo parte de la cultura popular que la engrandece según la transmite de boca en boca.

En cualquier caso, ésta es la historia que yo sé y la que te cuento.

Ramón de Mielina

20 comentarios:

Anónimo dijo...

...enigmática historia...me gustaría saber qué pasa por la cabeza del prícipe...en qué piensa la princesa cuando se acuesta..por qué es él tan oscuro... de qué huye la princesa...a dónde fue él...qué será de ella.

Mil preguntas me asolan y ninguna respuesta me tranquiliza.

Ramón de Mielina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ramón de Mielina dijo...

No conozco el final de la historia, ¿cuál es tu versión?

Mojo dijo...

Hey petite!

Hay miles de final posibles. Que te parece algo clasico, como "vivieron feliz y tuvieron muchos ninos"?

Ramón de Mielina dijo...

mmmm... las leyendas no lo son porque acaben bien :-)

J. dijo...

se reencontrarán la muchacha y el príncipe? a mi tb me surgen mil preguntas, me ha picado la curiosidad!!!

Anónimo dijo...

puede que el principe no sea mas que un truhán, aunque quizás el principe de los truhanes.De todas formas debería salir de su oscuridad y mostrase, sin disfraces palaciegos ni falsa retórica. Él ha de salir a la palestra y decir "Ecce Homo". En cuanto a la princesa, parece igual de oscura y enigmática. Quizás debería irse de Erasmus, qué os parece?
Sólo quedan los dioses, ellos todo lo dominan. Encomendémonos pues a ellos. Vosotros pedid y los dioses proveerán...

j. dijo...

y qué fue del dicho "a dios rogando y con el mazo dando"? no creoq sea necesario ni sensato encomendarse a los dioses!! kien t dice que no son dioses caprichosos q jugaran con tu destino y te haran todo tipo d perrerias?

lo q necesitan la muchacha y el truhán es encontrarse otra vez y comprobar como termina la historia y d paso q nos lo cuenten!

morfeo dijo...

y cuál es la leyenda del príncipe oscuro, si se puede saber? porque al parecer ahí está el quid de la cuestión

..."y los sueños, sueños son"

Felices sueños a tod@s

Ramón de Mielina dijo...

Puede que el príncipe oscuro sea un víctima de las malas lenguas que se ríe mientras escucha a las mozas de la plaza hablar de él cuando va de incógnito. O puede que el príncipe sea fiel reflejo de los temores de la muchacha desencantada. Dicen que el príncipe en su día conquistó una dama detrás de otra, destrozando corazones a su paso, sin remilgo alguno. Nadie sabe si lo que fue sigue siendo o si quedo atrás su fama de conquistador impenitente. La muchacha seguirá buscando la ilusión perdida -qué es una persona sin ilusión- y el príncipe oscuro hará suyas las tierras desconocidas -diferente lugar, diferente gente, pero la vida es siempre la misma-. ¿Será feliz la muchacha, encontrará lo que busca? ¿Y el príncipe?

morfeo dijo...

...mis sueños me cuentan que si la muchacha sabe lo que quiere y a dónde va, será feliz, ¿no os parece? estará así por encima de los miedos de los hombres y controlará su propio destino. No será como Don Alvaro (y el sino). El príncipe oscuro sólo será príncipe -o rey si ella quiere- sin adjetivo.

¿qué es la vida? un frenesí ¿qué es la vida? una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son.

Felices sueños a tod@s...

J. dijo...

soy d ls q opinan q no controlams nuestro destino. el destino es uno y lo q podemos modificar es la manera de llegar a el. la muchacha sera feliz cuando ncuentre l ilusion, en mi opinion s l q le falta para serlo.

y tener suert n la vida, q sin eso, malamente!

morfeo dijo...

es cierto que la suerte es necesaria, pero también lo es que el hombre es libre y no un objeto al capricho de los dioses...yo así lo veo en mis sueños, que son abundantes.
El final de la historia debe ser la felicidad de la muchacha, sin más, con o sin príncipe... y sólo si ella va a ser feliz y lo presiente no dudará ni temerá y será dueña de SU destino, en el que por supuesto intervendrá la suerte, porque no todo se deja a la voluntad de los hombres... si no, los sueños no existirían y yo tampoco...pero.... ssshhhhhh no digáis que os lo he dicho ni que morfeo hace huir a los hombres de las maquinaciones de los dioses...

"El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños"

Felices sueños a tod@s...

Ramón de Mielina dijo...

Bonito comentario Morfeo... :-)

Por mi parte, creo que la muchacha será feliz y el príncipe también.

Por supuesto, no siempre ni en todo momento porque la felicidad no es eterna y mejor así porque la luz no existiría sin la oscuridad y viceversa...

Pero éste ya sería otro tema.

morfeo dijo...

Yo también creo, Ramón, que serán felices...y soñarán.

...y como decía Walt Disney: "Piensa, cree, sueña y atrévete" :-)

Felices sueños...

Ramón de Mielina dijo...

"You can dream, create and build the most wonderful place in the world, but it requires people to make dreams a reality"

(Walt Disney)

Anónimo dijo...

No es por romper esta atmósfera onírica y placentera pero me gustaría saber qué es lo que piensan aquellos cuyos sueños fueron truncados por la mano negra de Walt disney y sus acólitos en aquella pesadilla denomindada caza de brujas.

Perraco Vallecano dijo...

Menudo reto, menudo lio mental que teneis, bipedos sin cabeza
ni razón, pero por lo que veo, con un gran corazón.

Veo que requeris de una identidad aleccionadora, Zeus tal vez para Morfeo, Neurona para Ramon, o g para j).

Aunque esta vez no lo consiga, en el futuro de ser más breve para no aburrir.

Nadie, ni yo mismo "Zeuseado" sé a donde me llevará el destino, si lo supiese ya no podría ser feliz, sin albedrio, sabiendo lo que saldrá bien o mal sin resquicio de dudas.

El destino, ¿qué es el destino? sino una humana explicación a lo divinamente inexplicable, y la suerte...

Creo que el principe no sabe lo que busca, y que la princesa no será feliz mientras no aprenda que:
"Quien en la cuadra busca,
mierda encuentra"

¡¡¡Oscuro!!!, oscuros y negros eran los pensamientos que de la mente de Ramón salían cuando escribió este cuento, no se si por principe o por princesa.

Prisioneros del pasado, si nos dejamos, dueños del presente si queremos. NADIE puede decir que su infelicidad, incompetencia, inseguridad, insatisfacción vital, etc... es culpa de otros, eso es cobardía y falta de valentía para atreverse a afrontar un presente que le disgusta, y un futuro que le asusta.

Sintiendo haberme alargado, prometo brevedad en el futuro, desde la CERTEZA de que seré YO mismo el que lo decida.

Lametazos (firma resumida)

morfeo dijo...

para el fiel amigo del hombre erigido en zeus por esta vez y que nos ilumina con su rayo aleccionador, diré que el sueño es fuente de esperanza y por lo tanto de que no hay nada seguro en nuestra mundana vida. La libertad personal es nuestro medio para buscar la felicidad y en cuanto a la suerte en mi mundo pagano puede ser la divina providencia en el tuyo... El príncipe ¿tenemos datos para juzgarle? no sabemos nada de él... ¿existe realmente? recordemos que en este sueño -perdón leyenda- la protagonista es la muchacha y su felicidad...

"nunca desistas de un sueño. sólo trata de ver las señales que te lleven a él"

Felices sueños...

Ramón de Mielina dijo...

Los sueños son necesarios... son ilusiones que nos dan fuerzas para seguir adelante... ¿qué haríamos sin sueños? Quien no tiene ilusión, es gris.

La muchacha no basa su felicidad en el príncipe. Ella tiene primero que encontrar su ilusión; es la muchacha desencantada en busca de su sueño.

Estoy de acuerdo con el Perraco en que a nadie podemos culpar de nuestra infelicidad. Cada uno somos libres de elegir fijarnos en lo negativo o en lo positivo de nuestras vidas. Pero esto no quiere decir que sea fácil...

¿Quién dijo que la vida fuera fácil? :-)