miércoles, 9 de mayo de 2007

¡Que quiero ser mayor!

Cuando pienso que con 15 años estaba deseando cumplir los 18 porque ya sería "mayor", me entra la risa. Pensaba que a los 25 ya estaría casado y que, poco después, ya tendría una familia porque... ¡ya era tan mayor...! Se supone que éstas son las cosas que hacen los "mayores", ¿no?: se casan, tienen hijos, un trabajo estable, se compran una casa...

Ahora estoy cerca de los 30 y mis prioridades ya no son las mismas que antes, pero no me siento como pensaba que me iba a sentir. Veía a los de 30 y pensaba "qué viejos" y ahora salgo con ellos de fiesta. Cómo cambian las cosas.

4 comentarios:

Lorenzo de Medici dijo...

Nos pasa a todos...¿maneras de retrasar lo inevitable? o ¿pensamientos inmaduros de jovenes egocéntricos?

Ramón de Mielina dijo...

Bueno... los plazos ya no son los mismos que antes, nadie te exige ser como tu padre era a tu edad. Incluso se nota en la ropa, muchas veces es difícil distinguir uno de 20 de uno de 30 hoy en día; mismos vaqueros, camisetas... Puede que sea retrasar lo inevitable o puede que sea recuperar tiempo de juventud que nos habían quitado ¿quién pone las barreras?
¿Jóvenes egocéntricos? no lo creo, admitiría egoístas, pero no egocéntricos. ¿Qué hay de malo en querer exprimir una juventud que luego echaremos en falta?

Lorenzo de Medici dijo...

No hacía referencia a exprimir esa juventud sino al hecho de ver diferencias, incluso en ocasiones despectivas, entre nosotros los jovenes (centros del universo) y aquellos con 10 años más, cuando lo único que nos separa son unas responsabilidades adicionales

Alejandro Magno dijo...

HE AQUÍ UNO DE 30... :-)