jueves, 17 de mayo de 2007

¿Llegó la época o llegó la edad?

A veces me parece que llevo oyendo hablar de bodas, niños y casas toda la vida... ¡y sólo es desde hace dos años que empecé a meterme en esta dinámica! -lo que me queda-. Muchas veces necesito un paréntesis, pero no lo puedo evitar... ¡¡me gustan las bodas!!

9 comentarios:

Deborah dijo...

Lo de casarse es una moda jajaja, ahora a todo el mundo le da por casarse, aunque se tengan que hipotecar de por vida para celebrarla por todo lo alto.
Vale, lo reconozco, a mi no me gustan las bodas, por miles de razones...
Pero casi prefiero ahorrarme los detalles :-D

Solo espero que no me toque mas de una boda por año ... :-D

Anónimo dijo...

las bodas no me gustan nada, me gusta q la pareja quiera adquirir un compromiso xo no la parafernalia q lo acompaña. boda si xo no bodorrio.

Perraco Vallecano dijo...

Me encantan los bodorrios, en especial los de los amigos, lo malo según dicen las perritas que conozco, es cuando vas de "SOLTERA" a la boda, y la casadera, hasta entonces tu "amiga" te coloca en la mesa de los "babas" (traducido: perros solteros y desesperados).

Pero, porque hablar de bodas cuando se puede hablar de divorcios, eso si que es BONITO, una pareja que meses antes se adoraba y profesaba amor eterno, ahora ya no se pueden ni ver, y eso despues de un largo periplo de vida en común, guau, guau, mi perruno corazón no entender, al menos los de mi especie, no nos juramos amor eterno, es más bien un aqui te pillo... Sinceramente me parece mucho más animal pero mucho más normal.

Si algún humano me lo puede explicar le ofrezco mi perruna fidelidad, que es, y a las estadísticas me remito, infinitamente superior a la humana.

Sin más dilación me despido de ustedes, agradeciendoles su atención.

Patas y lametazos a tod@s

Anónimo dijo...

Lo que entiendo es que hoy por hoy existe mucho menos compromiso entre las personas. Ver la cantidad de divorcios que hay me produce una sensación de tristeza tremenda.
No creo que la solución esté (como dice Perraco Vallecano) en no jurarse amor eterno sino en tener las cosas más claras.

Anónimo dijo...

"....te querré siempre, hasta que te deje de querer"

Lorenzo de Medici dijo...

Lo importante de las bodas es juntar a los "cercanos" y quedarte con el día que consolidas la unión como recuerdo. Iglesias, banquetes bodorriales, familiares desconocidos, parafernalia variada y elección de arrejuntamiento de invitados por mesas SOBRA!
La boda no es un contrato, sólo hacer un día especial para celebrar que todo te vá genial con esa pareja. El amor se jura todos los días, no el día que te casas, no es puntual porque sino no funcionará.

Anónimo dijo...

El amor no se jura, al igual que los besos no se piden... Aquel que necesite que su pareja le jure su amor, es que no es capaz de encontrarlo en cualquiera de sus miradas o de sus gestos.

Tenemos cierta tendencia a cosificar los sentimientos, convirtiéndolos en, por ejemplo, regalos para mostra gratitud o amistad, o bodas para demostrar amor...

El amor es la línea invisible que me une a ti, y que se me enrosca en el cuello y no me deja respirar si estás demasiado lejos.

Ramón de Mielina dijo...

Me gustan las bodas. No quiero ir más allá; no quiero empezar a darle vueltas al "amor". Es complicado y, en cuestión de "amor", es mejor dejarse llevar y actuar como se sienta, sin pensarlo. Racionalizar el "amor" es parecido a "cosificarlo", o eso creo yo.

PerracoVallecano dijo...

AMOR RACIONAL, que barbaridad.
Ni lo racionalicemos ni hagamos en su nombre lo que no debamos.

Lametazos