viernes, 29 de enero de 2010

Buscando la suerte desesperadamente

Hoy he desayunado y he terminado el paquete de galletas. He hecho una bola con el envoltorio y me he dicho para mis adentros: "si la tiro y la meto en el cubo de basura, hoy será mi día de suerte, hoy me pasará algo grande".

Lo he tirado y os juro que casi entra, casi... pero ha golpeado contra el borde y ha caido fuera.

No podía permitirlo, así que me he dado una segunda oportunidad: "la primera siempre es de prueba, todo el mundo lo sabe. La segunda es la que vale".

Otra vez el borde, maldito borde. No iba a darme por vencido.

"Bueno, sin drama, a la tercera va la vencida, siempre ha sido así".

La dichosa bolita ha dado otra vez en el canto del cubo de basura y caido fuera. La jodida se ha colado debajo del mueble y no he podido alcanzarla.

Ahora pienso pasarme todo el día encerrado en mi cuarto, metido debajo del edredón, con la puerta cerrada y sin contestar el teléfono.

Esto no puede significar nada bueno.

9 comentarios:

Anele dijo...

jajajaja...qué gracia tío yo también he hecho eso alguna vez...

De todas formas la próxima en vez de bolita haz boloncio, es más fácil
;)

Despe dijo...

vamos Ramón tú puedes no más necesitas un poco de practica es todo, recuerda que no todo se consigue con los primeros intentos y si que dan ganas de pasarla debajo de las sabanas hoy , descansa
saludos

yopispo dijo...

A mi siempre me entraban, pero luego no valía para nada, salía de caso y mi pie izquierdo directito al charco, y en un vano intento de ayudar el derecho se tratabillaba y daba con mis ilustres rodillas en el suelo, a las que seguia como escudera la barbilla... y eso que ella no tenía nada que ver, pero siempre se llevo la peor parte, mi rostro así lo certifica.

aunque muchos así lo crean, meterla no siempre es lo mas importante Ramón...

El futuro bloguero dijo...

Tira a tablero, a asegurar, jejeje y aprovecha tu encierro para practicar para la próxima vez.

Eva dijo...

Eso de que a la tercera va la vencida no es verdad. Eso lo inventó alguien que consiguió algo después de fracasar dos veces. Si lo hubiera conseguido a la quinta... Un beso.

neruda dijo...

Peor es levantarte una mañana y al mirarte al espejo pensar "hoy..me como el mundo"...y después de dos horas en la calle volver a casa con tu orgullo mermado porque te lo devoró quien??...pues el mundo!!! ( http://neruda-mamaenapuros.blogspot.com/2009/09/hoy-me-como-el-mundo.html )
Creo que debí practicar primero con la bolita y el cubo de basura...
Ánimo...

Anónimo dijo...

Jajajaja... que grande eres Ramón, que grande ¡¡¡

Zipi

Natacha dijo...

La próxima vez... busca un envase más grande, jajaja.
Ay. cómo somos. Poniéndonos trampas...
Un beso, cielo.
Natacha.

CaminanteDeNoche dijo...

JAJAJAJA
Es que hay bolas cabezonas que parecen paranormales, de la manía que tienen con girar hacia el lado opuesto que las tiramos.

Hay vida dentro de la bola?

A la próxima fíjate si en vez de la bola es la papelera la culpable, igual es cuestión de repulsión.

Un abrazo con carcajada y que la bola no te coma el coco.