sábado, 14 de febrero de 2009

El bebé llorón y las gallinas

He de decir que he avanzado; ahora voy en avión. Claro que de qué otra manera puede uno moverse desde Barcelona -obviando el AVE porque primero te piden los ojos y un riñón-.

Iluso de mí, pensé que se habían acabado mis problemas; no más tiparracas parlanchinas hablando con el novio a voz en grito por teléfono, no más paradas interminables durante el trayecto, no más aroma a chorizo del bocata del pavo de delante. ¡Iluso!

Cojo el tren en Paseo de Gracia, dirección al aeropuerto. Ya en el andén vi su cara roja congestionada por el esfuerzo y sus padres -más congestionados aún- intentando callarle. Pensé "pobre, le estarán saliendo los dientes", haciendo gala de mis escasas nociones en niños y similares. Mal pensado. Ahí tenía yo que haber aprovechado y haberles hecho la 13:14 para que perdieran el tren. Habría bastado con tirar el osito de felpa a las vías.

Ya empezó mal el viaje, con la puta cría a pleno pulmón durante la media hora de tren. Y pensé -bien pensado-: "fijo que vienen en el mismo avión". ¡Tate! En la fila de delante. Ya podía tener la misma suerte cuando elijo los números de la lotería

La vida te da sorpresas; sin saber por qué, la niña se quedó callada como una muda poco antes de despegar, algo que tanto yo, como sus padres, como el resto de los pasajeros, agradecimos. Habría estado mal visto darle whisky. Que conste que antaño lo habrían hecho. O anís. Lo que fuera que hiciera que no berreara más.

Sin saber por qué, sin saber por qué... ¡la puta! Mira que estaba yo feliz en mi fila de a tres enterita para mí y se me plantan en el último minuto una pareja de lesbianas cotorras. Que nadie se lo tome a mal, lesbianas porque lo eran y cotorras porque también lo eran y mucho más.

Al principio, les sonreí e incluso contesté a su saludo. Cuando llevábamos 15 minutos y una de las tipas no había parado de hablar ni para respirar, la sonrisa se me fue. Cuando conseguí quedarme dormido y su bolso -joder, qué coño llevaría en el bolso la tía, lo que pesaba- me despertó con el corazón a mil del susto, ya les fulminé con la mirada. Cuando no pude volver a dormirme al run-run de su voz de pito, empecé a desearles todo lo peor. Como putas gallinas locas. ¡Una hora de reloj hablando sin parar! Me gustaría meterles debajo del agua a ver si callaban de una jodida vez. Me temo que ni por esas.

Pero no, ahí no acaba todo. Eran de las que estando en la fila 6 esperan a que salga todo el pasaje con la calma de una conversación interesante. A saber de qué hablaban, tenían acento de francesas de pueblo, como-quiera-que-suene. Así que les pasé por encima, lástima de suela blanda de mis zapatos, y salí como pude del encierro. Acto seguido, la niña de los cojones se puso a gritar como si se la llevara el demonio. Bien pudiera. A las tres.

Total, que me jodieron, entre todos, mi primera vuelta a Madrid.

22 comentarios:

Sibyla dijo...

Ja,ja,ja,ja!!!!!

Lo que me he reído leyéndote, me has divertido la tarde. Tienes toda la razón, nos caen al lado cada "plomo", pero que vamos a hacer!...Peor hubiera sidio que el avión no hubiera llegado a su destino?

Un beso viajero:)

supersalvajuan dijo...

Medios de comunicación de "masas". El problema es que las masas son de muchos tipos.

Anónimo dijo...

Ramón, te veo muy agresivo y muy gruñon ultimamente... relajate anda ¡¡

El ave si lo coges con 15 dias de antelacion han puesto la opcion precio-web,que es considerablemente mas barato que el billete normal..

Por ultimo...se dice la 13:14 ( 3,14 es el número pi...jajajaja)...

Sabes porque se dice la 13:14? Viene de los talleres de coches, donde las llaves dobles llevan los número de métrica que corresponden (la 2:3; la 3:4; la 10:11;..) y la unica que no existe, es la 13:14 -esa combinacion no existe-. Asi que a los chavales que entraban nuevos, para hacerles una novatada, les mandaban a buscar la llave 13:14. De ahi viene hacer la 13:14.

A veces sorprendo y no solo se gilipolleces, tambien se de cosas que no valen para nada...jajajaja

Fdo: Anonimo

Ramón de Mielina dijo...

jaja, ya lo he cambiado, esto es como lo de bote pronto... :-)

B.B. dijo...

jajajajajajajajajajjajaja es que nunca tenias que haberte ido, jajajajajajajajaja.

Clares dijo...

Volver tiene su precio, ya lo has visto. De aquí palante, vuelve por navidad, pero nada más. Y si acaso, te compras unos tapones para los oídos. Yo no aguanto a la gente que habla para que todo el mundo se entere de sus cosas, qué locura. Lo de la niña es otra cosa. Qué le vamos a hacer, la gente con niños viaja y no puede hacer otra cosa. En fin, paciencia con la vida.

anapedraza dijo...

Te entiendo perfectamente Ramón, yo también tengo mucha "suerte" de escoger aquellos sítios en donde se sentarán unos loros o cotorras (tanto hombres como mujeres).

Menos mal que el trayecto era corto, si te toca de 8 horas sales en los periódicos.

¡Un fuerte abrazo!

MIGUEL

Rockdriguez dijo...

jajaja que humor !

a ver si tienes mas suerte en tus proximos viajes...

besos.

Rockdriguez dijo...

a ver si tienes mas suerte en tus proximos viajes.

La del Planeta dijo...

Por lo menos te dieron tema! Desde luego que poca paciencia con las gallinaceas y con el lactante.

Espero que no me pase a mi... jajajaja

Debster dijo...

Jajajajaja! Ramón no te paso nada mas??? jajajajaja
Por cierto esa vuelta a Madrid donde yo no te vi el pelo :(

ernesto51 dijo...

Orfidal, lo mejor es el Orfidal, uno para la niña y qince para cada una de tus compañeras de butaca. Y si no funciona, cara de psicópata y les dices muy bajito: me parece qe me está dando el ataque, es que cuando oigo hablar alto.... y te pones a temblar.

ALMAGRISS dijo...

Solo esto:
JAJAJAJA!!!

C. C. dijo...

jejejeje tío que bueno, lo que me he podido reir, y no de tu accidentado viaje que conste! Que eso no se lo deseo a nadie; si no de como lo has contado jeje, muy bueno. Ves? De estas desgracias/desgraciadas salen buenas entradas ;-P

Un abrazo

Menda dijo...

Tenías que haber dicho susurrando'Puedo leer los labios y una azafata le ha dicho a la otra que está fallando un motor....a ver que pasa'

Tal vez les hubieses amargado el viaje....

Olivia dijo...

Oh! ramon, que has estado el finde por los madriles. que bien. Bueno, solo espero que la vuelta no se repita la experiencia. Verás, no pienses nada de nada antes de subirte a ningun transporte que te lleve muy lejos. Ni bueno ni malo, que luego se ve que quien sea quiere jugar un poco contigo. Jejeje...se que no te hizo gracia pero chico, nos has hecho pasar un ratito muy majo leyendote.

Un besote.

Ramón de Mielina dijo...

Me apunto lo de susurrar lo de la azafata jajaja :-)

eme dijo...

En esos casos el reproductor de mp3 ayuda.

Tesa dijo...

Pero luego Madrid compensa
...de Madriz al cielo

Murphy White dijo...

No entiendo cómo aún sigues cogiendo medios de transporte "públicos". Tienes un imán!

¿Vuelta a Madrid? Ejem, no sabía nada.

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

valla viaje,que divertido!ja,ja,ja.

tupersonalshopperviajero dijo...

Uff qué putada. Te entiendo perfectamente. En algún momento de mi vida me he sentido como tú.
Bss y paciencia -sí hombre!-
;-)