lunes, 28 de julio de 2008

Todos lo somos

Todos somos buenos. Igual los cristianos estrictos lo tienen algo más difícil para ir al cielo porque, además de los 10 Mandamientos, tienen que cumplir algunos extras (haber elegido muerte). Pero el resto somos buenos. Los 10 Mandamientos se corresponden con la ley natural. Sabemos que matar está mal, robar algo menos mal que matar, etc., etc., etc. Y así sucesivamente.

Pero incluso los que somos buenos y tenemos la conciencia tranquila, sabemos -en el fondo- que no nos va a ser tan fácil pasar el filtro cuando nos miren con lupa. No hemos matado. Pero quién nos dice que no van a bajar puntos las veces que hemos odiado, las veces que hemos querido matar a alguien, las veces que hemos hecho algo de lo que nadie se ha dado cuenta... Esos pecados ocultos de los que nos sentimos inocentes porque nadie los conoce.

Pero resulta que en el mundo hay muchas personas que son buenas, como yo. Tampoco han matado. ¿Y si el cielo se rigiera por la ley de la oferta y la demanda? ¿Y si nuestras posibilidades de pasar la nota de corte dependiera de la cantidad de personas buenas y malas que murieran a la vez que tú?

El cielo tendría que ser enorme para albergar a todas las personas buenas del mundo. Pero tampoco puede coger sólo a las buenas-buenas, porque entonces el infierno tendría que ser mucho más grande que el cielo -y la masa se haría fuerte y quién sabe si no decidirían todos los malos invadir el cielo, hermanarse contra los santos-.

Ahora que aún no me han dicho a la cara cuánto tiempo me queda, debería ir a buscar cobijo en una Iglesia y recuperar mis costumbres de antaño. Pero funciono mejor bajo estrés, hay a quien le pasa.

Si en dos semanas no he escrito, estaré castigado. En una esquina oscura. O bailando con mi túnica blanca. Después de todo, yo soy bueno.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

En realidad, qué es ser bueno y qué es ser malo, quitando obviedades. Con una mente normal y medio sana, debería bastar el ser coherente y no esos "buenos" de pacotilla y de postín. Sí, esos que sonríen y creen que por seguir esas normas... y luego están podridos por dentro.

Anónimo dijo...

Ramón, yo que te conozco bien, te digo que eres bueno... que por que lo sé? Pues por oposición, porque yo soy un cabrón fino, y sé lo que es ser lo contrario

Fdo: Anónimo

| iNeztencil | dijo...

es ocmplicado... comaprto parte de todo y parte de loq ue dice anonimo..pero es ocmplicado
saludos

Agusss dijo...

Ser bueno por que lo dicen unas normas es casi lo mismo que ser malo porque te lo ordenan.... La ética y la moral salen de uno mismo y su condición, y no de "normas"
Sed buenos :D

Ramón de Mielina dijo...

Lo de "¿y tú no robarías si nadie te viera?" ya lo he hablado hace no tanto con alguien... Claro que, al final le daré la razón a ese alguien. Porque así empezó el financiero del Guggenheim ("total, por unos eurillos...") y tantos otros.

Anónimo dijo...

arderas en el infierno ramon. no eres bueno

perdidaenlaciudad dijo...

Todo es tan relativo... Somos buenos y malos dependiendo de quién nos mire y del momento... Yo creo que también dejaré para el final lo del dolor de mis pecados...

Salu2!

Anónimo dijo...

También podría instaurarse la "bondad por puntos", igual que el carnet. Cada vez que odies, 2 puntos menos, cada vez que quieras matar a alguien, 3, cada pecado oculto que nadie conoce (estos hay a porrones), 5 puntos menos. ¿Cuántos llegaríamos al mes sin que nos pasaran de buenos a candidatos directos al infierno?

Analía Rubí

Anónimo dijo...

Jejeje...
Me ha encantado lo de los puntos.

Yo voy un poco con el primer anónimo, y digo un poco porque no me basta con él: yo soy como soy, y a quien no le guste que no mire.
Pero si creo que: "soy yo y mis circunstancias". Por lo tanto no se puede juzgar a todo el mundo por el mismo rasero.
Ahora bien, una conciencia comprometida no se equivocará, menos de forma accidental.
Para mi cuenta el compromiso con los que nos rodean y con nosotros mismo, teniendo en cuenta que no estamos solos.

Iagui dijo...

Me apunto a lo del carnet por puntos de bondad y maldad... eso sí, quién se va a dedicar a poner radares por la calle para detectar maldades-bondades? Tendremos quevolver a dejarlo en "manos de un ser superior que nos observa"?

AY!!!! yo creo que, de haber cielo, será enorme, ahí en plan prao, nos tiraremos todos a la bartola y, del relax que llevaremos, ni nos fijaremos en quien es bueno y malo, sino que nos pasaremos buscando a quien realmente queremos para estar con él/ella. NO SÉ Ramón, que llegan las vacaciones y, en lugar de juzgar, a uno le entran unas ganas increíbles de estar tooooooooodo el tiempo con alguien.

De todas formas, eres un lobo camuflado en un cuerpo de corderito, estilo walt disney con los ojitos suplicando. ESA MIRADA, TE ABRIRÁ LAS PUERTAS DEL CIELO, seguro!

Y vio Dios, que Ramón era bueno...

Holly Golightly dijo...

Dejaos de peloteos a Ramón!!

Sabemos que lleva un diablillo dentro...como todos!!

Que tingueu bones vacances!!

J. dijo...

ramon es bipolar