jueves, 4 de octubre de 2007

Soy una hormiga negra

Sí, una hormiga negra... ni siquiera una de las rojas que son más difíciles de ver. Soy negra y soy una hormiga. Bueno, hormiguita.

Es una de esas personas que tiene la facultad de hacer que me vuelva una vulgar hormiga pequeña y negra. Quizá ella no es consciente pero tiene ese efecto en mí (evidentemente, porque yo dejo que lo tenga y siempre tengo mi segunda piel cerca).

Por mucho tiempo que pase, siempre es igual; me vuelvo más y más pequeño según pasan los minutos cuando esa persona está cerca. Seguramente ella ni lo nota pero yo siento un cosquilleo cada vez que me sale una patita nueva o las antenas. Esto hace que me odie durante un tiempo.

No debería ser así; ya soy mayor y ella no es superior a mí. Pero no sé cómo lo ha hecho que yo la siento siempre mirándome por encima del hombro con su risa falsamente natural y su forzado colegueo.

Hoy ya soy un poco menos hormiga, pero este incidente refuerza mi teoría del mundo/pañuelo... ¿es que el teatro no era lo suficientemente grande que tenía que sentarse justo a mi lado? ¡Estamos en Madrid, anda que no hay teatros en Madrid!

Creo que durante el próximo mes temeré girar una esquina por si me la encuentro de sopetón.

Miedooooooooo...

10 comentarios:

Joewuy dijo...

Ramon, una pregunta: si tu eres una hormiga negra, ¿¿¿que es esa persona??? Supongo que una Mariposa. Vamos a verlo de otro modo.

Las hormigas negras son vulgares a simple vista, pero solo a simple vista. Las hormigas son, como las abejas, una de las especies mas increibles del mundo. Todas las hormigas negras forman en si mismo un todo que funciona y trabaja por si mismo y para todas las demas hormigas de su comunidad.
Cumplen una funcion a la perfeccion. Son leales y honradas hasta la muerte, hasta cuando les falta una de sus patas son capaces de seguir luchando por la funcion que se les ha asignado.

Sin embargo las Mariposas, preciosas, unicas en si mismas, la unica funcion que cumplen en la naturaleza es la de fecundar flores. Y son preciosas. Pero eso es todo, ya está, una simple labor de reproduccion. Aunque muchos querrian eso para si mismos, no es interesante que para lo unico que valga una animal/persona sea la de ser bonito y fecundar.

A mi modo de ver las hormigas negras son mas interesantes y serviciales. Si quieres matar una mariposa solo tienes que cazarla nadie va a ayudarla. Pero a una hormiga negra, uy si te atreves. Pisa un hormiguero a ver que pasa.

No es malo ser una hormiga negra y si un poco Mariposa...

Ramón de Mielina dijo...

¡Gracias Joewuy! :-) Entendido: mejor hormiga que mariposa... ¡Buen consejo!

el juglar dijo...

joewuy tiene razon ; mira ese cuento muy famoso de Jean de la Fontaine (1621-1695) :

La Cigarra y la Hormiga

La Cigarra, habiendo cantado
Todo el verano,
Se encontró sin provisiones
Cuando el invierno llegó :
Ni un solo pedacito
De mosca o de gusano.

Ella fue a quejarse de hambre
A casa de la Hormiga, su vecina,
Suplicándole que le prestara,
Algún grano para subsistir
Hasta la nueva estación.

“Os pagaré, le dijo ella,
Antes de Agosto -palabra de animal-
La deuda y sus intereses”.

La Hormiga no es generosa :
Ese es su único defecto.

- ¿ Qué hacía usted cuando el tiempo era caluroso ?
dijo ella a esta prestataria.
- Noche y día, pasaba lo que pasaba,
Yo cantaba, no os disguste.
- ¿ Usted cantaba ? Me alegro de eso. Pues bien ¡ que baile ahora !

La moraleja es distinta de la de joewuy, pero bueno, al final, tambien mejor ser hormiga (durante el invierno por lo menos).

Anónimo dijo...

Una duda...siempre hay que hacer la pelota a Ramón, o puedo opinar que ser hormiga en el caso que expone Ramón es negativo y que en mi opinión debería tratar de no empequeñecerse nunca ante nadie?

NO TE EMPEQUEÑEZCAS RAMON, NO SEAS HORMIGA ¡¡¡¡

J. dijo...

estoy contigo anonimo. conozco a ramon hace tiemp y no kiero hacerle la pelota com tu dices pero es 1 gran persona, 1 d las mejores q conozco. pero tiene ese dfallo, a veces es ormiga y eso no s bueno. yo tambien digo RAMON NO SEAS HORMIGA!

Ramón de Mielina dijo...

En este caso, ser hormiga es negativo... os doy toda la razón... pero me gusta la visón de Joewuy y si lo miro desde su punto de vista, prefiero ser hormiga a mariposa.

Otra cosa es cuando me convierto en hormiga porque me siento pequeño e insignificante.. entonces sí que es algo negativo y, sí, no debería ser así.

Hlodowig dijo...

La pregunta que debes hacerte cuando te salga una antena, o una patita, o sientas antojo de azúcar... es: ¿Debo sentirme como una hormiga? ¿Por qué? ¿Acaso esa mariposa es mejor que yo? ¿Debería tenerla miedo?. Yo estoy contento con lo que soy y veo que eso se refleja a mi alrededor. Y aunque eso no me ponga por encima de nadie, tampoco me pone por debajo.
Me apostaría cualquier cosa a que esa mariposa siente más miedo de ti que tú de ella.

Ramón de Mielina dijo...

Probablemente la mariposa venda humo pero muchas veces, aunque seamos de una manera -y puede que en el fonde seamos mariposas- los que nos rodean ven lo que les dejamos ver; lo que proyectamos.

Nunca he tenido muy claro cómo es una persona realmente; como se ve a si mismo, como le ven los demás, como el cree que le ven...

Igual tienes razón y esa mariposa también tiene miedo. :-)

el pequeño saltamontes dijo...

No deberías sentirte menos (ni más) que nadie nunca. Todos somos importantes y únicos, cada uno a su manera. Siguiendo con la Naturaleza (de la que podemos aprender mucho), ¿siente el gorrión que canta peor que el jilguero?
Por otra parte, como bien has dicho, esa persona que te hace sentir como una hormiga, sólo lo hace en la medida en que tú la dejas pensando que eres una hormiga a su lado. De esa forma le concedes una parcela de poder sobre tí que debería ser sólo tuya. No dejes que tu opinión sobre tí misma, tu felicidad o tuforma de relacionarte con el mundo dependa de los demás. Requiere trabajo (mucho), pero es estupendo.
El pequeño saltamontes.

machupichu dijo...

Ainsss, qué tontas somos las personas a veces... Nos ahogamos en una gota de agua, ya no en un vaso, sino en una gota! La mejor cura para dejarnos de ciertas tonterías es leer un periódico, porque ahí nos podemos dar cuenta de la suerte que tenemos, de que tenemos que estar contentos con lo que tenemos y dejar de lamentarnos por lo que no tenemos, o por lo que otras personas tienen. Cada uno tiene su historia exterior y su historia interior, lo mejor que se puede hacer es apoyarse en la gente que te quiere, la que siempre va a estar ahí, la que sabes que si le llamas te va a responder, y dejar de ser medio lelos, que de medio lelos está el mundo lleno. Yo ahora también estoy en una mini crisis diaria, por varias razones que no voy a desvelar, aunque quiero vivir la vida feliz, dentro de mis posibilidades mentales :-) Quiero poder fijarme exclusivamente en la gente que me quiere bien, y no empeñarme en lo malo, porque hay que seguir la línea optimista, aunque siempre realista. Que la vida es un momento, ya sé que suena a tópico, pero a veces es bueno levantar la cabeza por encima de tanta mierda que nos colocamos a nuestro alrededor y mirar lo bueno que tenemos. Ahí está la clave, que ya suficiente kk nos pone el mundo, como para colaborar con él. Lo que nos hace seguir adelante es nuestra gente y nosotros mismos. Ramón, sabes que siempre me vas a tener ahí.