lunes, 15 de octubre de 2007

Falsa complicidad

Acostumbrados a conseguir todo rápido y de forma fácil, nos dejamos llevar por las relaciones express, es decir, empezamos la casa por el tejado. Mucho antes de saber ni cuántos hermanos tiene la otra persona, nos encontramos compartiendo cama en un afán de acelerar el ritmo de las cosas que realmente termina acelerándolo… hacia una ruptura tan repentina como el comienzo del absurdo.

Curioso es cómo hemos llegado al punto de saltarnos a la torera -como si tal cosa- esa primera fase de una relación cuando toca conocer a la otra parte, pasear de la mano… el tiempo de las largas e interminables despedidas en el portal, el tiempo de conocer sitios nuevos y volver a los antiguos en un intento de mostrarle quiénes somos y cómo es nuestra vida. El tiempo de poner los cimientos y crear complicidades, sobrentendidos, aunque los “sobrentendidos” tengan ya su dueño.

Curioso es cómo nos creemos cómplices cuando sólo hemos compartido cama. Es una complicidad falsa y engañosa la que nos lleva a pensar que conocemos a esa otra persona que duerme a nuestro lado cuando no hemos puesto base alguna en la relación.

“Despacio pero seguro” es un dicho que resulta a todas luces imprescindible en este contexto. No todo es correr aunque ya se sabe que los enamorados querrían que el tiempo volara a veces y que otras se detuviera eternamente. El reloj caprichoso de los que son capaces de reír por tonterías y discutir por otras aún mayores.

Importa. Importa esperar el momento oportuno y también importa no quemar etapas y saber que cada una de ellas tiene un porqué. Si nos saltamos una etapa, en el momento no lo notamos pero, con el tiempo, se hará notable la falta de una complicidad real.

Curiosa es también, en estos casos, la desproporción abismal entre la confianza física –la que creamos cuando nos damos demasiada prisa en llegar a una meta equivocada- y la CONFIANZA. Es importante que las dos confianzas estén a la par pero para eso es verdad que, aunque a veces perdamos la perspectiva y nos dejemos llevar, primero hay que sentar las bases del respeto, la complicidad y el conocimiento mutuo.

Aunque… ¿quién no ha empezado la casa por el tejado alguna vez?
Ramón de Mielina

36 comentarios:

J. dijo...

una reflexion cierta n tods los sentidos. m gusta l q dices y tambien q no ignores q tods somos humanos y muchos hemos levantado la casa poniend 1º las tejas.

machupichu dijo...

Eeeee, me concreta usté un algo más? welvo a comentar que semos todos iguales, porque somos capaces de hacer las reflexiones más profundas para, a continuación, actuar como los seres más primitivos. Vamos, que qué cierto es ese dicho de que "el ser humano es el único animal que tropieza 3 veces con la misma piedra". Cuántas veces nos habremos parado a reflexionar sobre diferentes cosas y nos habrá parecido fácil tomar una decisión razonadamente o actuar de una manera políticamente correcta, para acto seguido, kagarla hasta límites insospechadoooos. Si es que, no nos engañemos...cuánto antes cometamos los errores antes aprenderemos de lo que no hay que hacer, porque eso de hacer caso a la gente porque sí, pues me da a mí que muy pocas personas lo llevan a cabo, ya que en esta vida hay que experimentar por uno mismo. Aunque te salgas del camino marcado y señalizado. Y qué dura y cruel es a veces la vida, pero no por su culpa, sino porque nosotros hemos kerido ir por un lado que era dirección prohibida. Sólo sé preguntar, ¿cuántas veces nos ha pasado el pensar que darías casi cualkier cosa por volver unos años atrás con los conocimientos que tienes ahora? K diferente sería todo. Cuántos errores se dejarían de cometer. Pero, por otro lado, lo mejor es ser inteligente, y en vez de kedarse parado, caminar hacia delante intentando mejorar las tonterías que nos amargan la existencia y k además sabemos que no nos hacen ningún bien. Hedichomachupichu.

Elena Nito del Bosque dijo...

Tienes toda la razon Ramon, pero que pasa cuando uno de los dos busca ir paso por paso y la otra persona no?
No creo tanto en pasar por todas las fases sino en conseguir unas buenas bases de CONFIANZA, RESPETO, COMPLICIDAD, ENTENDIMIENTO y otras muchas... al final yo lo resumo en conseguir encontrar a alguien que sea muy parecido a ti en todo (modo de ser, educacion,etc)
Casualmente en un viaje que hice con un amigo estuve hablando de estos temas y al final se resume todo en tener los mismos PRINCIPIOS, vamos a esa conclusion llegamos los dos.
Pero que dificil es encontrar esto en nuestra sociedad actual, al menos a mi me cuesta mucho encontrar a alguien con mis principios.

Anónimo dijo...

el hombre es el único animal que tropieza DOS veces con la misma piedra no 3.
Uno tiene que comprobar las cosas por si mismo y nadie escarmienta en carne ajena.

Ramón de Mielina dijo...

Sí, puede que sea cuestión de principios en algunos casos pero muchas veces creo que no lo es tanto. Es simplemente cuestión de hacer las cosas por orden. Todo tiene un orden.

Por supuesto, los principios son importantes y, desde luego, es difícil encontrar alguien con quien coincidamos en lo básico.

Anónimo dijo...

Nadie escarmienta en cabeza ajena, no en carne ajena. Y somos tan burrillos que hasta 3 veces tropezamos, es una modificación personal jeje.

Anónimo dijo...

Y además opino que no todo tiene porqué tener un orden... No seamos tan cuadrados... Ese afán por buscar el orden nos lleva muchas veces al caos más grande. Por cierto Ramón, la semana que viene puede que alguien que tú conoces esté por allí toda la semana, y es el .... infinito.

Joewuy dijo...

Corremos para coger el autobus los lunes por la mañana.
Corremos para llegar al trabajo o a clase.
Corremos hasta para comer, vamos a restaurantes de comida, que?? Como has dicho que son?? RESTAURANTES DE COMIDA RAPIDA, jejeje.
Corremos para llegar a la hora feliz de un garito que se acaba.
Corre, corre que no llegamos al cine.
Si ves el metro que se va, ¿que haces? Corres. Rapido.

No hay tiempo.

O por lo menos parece que no lo haya en al sociedad que vivimos, hemos perdido muchas cosas por las prisas. Por el poco tiempo que pensamos tener.

Pero realmente, y como Ramon dice, corremos para cosas tan importantes como las relaciones personales, no existe la PACIENCIA, virtud importante donde las haya, queremos las cosas ya.
No quiero quedarme en un simple, "es culpa de la sociedad", no lo es. Es culpa de dos. No de uno de los dos, sino de los dos que forman una pareja. Si fuera culpa de uno no seria una pareja y si en una pareja los dos no quieren lo mismo, entonces no hay pareja.

Hay que tener PACIENCIA en la vida. Todo llega y cuando se ha esperado por ello, se aprecia mas.

Uno que no tiene mucha paciencia.

J. dijo...

Nel fondo se trata también de diferenciar. Ay rollos sin etapas y hay relaciones. n las relaciones ace falta la paciencia y es 1 buena cualidad.

Ik Luk dijo...

Puff!!! Vaya tela... mmmm bueno yo no me puedo enrrollar mucho...
No todo tiene que tener un orden, que locura tener todo ya previsto, pensado y en orden ... no no no, que agobio.
Los tropiezos hacen que aprendamos de lo que no tenemos que hacer, por lo que tampoco creo que sean malos... pero no mas de dos jajajajaja.

Cada uno lleva las cosas con el ritmo que quiere. Yo creo que no se trata de buscar alguien identico a ti (para eso ya estas tu) sino alguien que te complemente. :D

Mutxus para todos tertulianos.

Anónimo dijo...

parece que nadie se atreve pues ya lo digo yo: estamos hablando de cuando es el momento perfecto para la primera vez q te acuestas con tu novio/a o esto es lo que yo entiendo.
mi humilde opinion, cada uno sabra cuando tiene que hacerlo pero estoy de acuerdo con ramon en que hya que seguir un linea.
pero tambien estoy de acuerdo con j. en que siempre hay errores y con machupichu en que de los errores se aprende y hay que joderla para aprender.
no digo que hay que ser cuadriculados y tener todo previsto pero saltarse el orden normal es lo que dice ramon: crear una complicidad falsa porque (en mi opinion, repito) el sexo es algo muy intimo que se tiene que tener con confianza (otro dia hablamos de los rollos).

Ramón de Mielina dijo...

Desde luego, sería un rollo buscar a un doble de uno mismo... :-)

Ramón de Mielina dijo...

Por cierto, al tercer anónimo... (empieza a haber demasiados anónimos y no me gusta...): ¿quién que yo al parecer conozco va a estar dónde la semana que viene?

machupichu dijo...

realmente, yo no tenía en la cabeza que fuera nada de sxo, sino algo más general, no tan particular. Porque realmente las reflexiones que estamos haciendo todos pueden referirse a la vida. Lo del sxo realmente va ligado tanto a los principios como al orden, y es una cosa muy muy pero que muyyyy personal y que no se puede regir por lo políticamente correcto, como muchas otras cosas. En esta vida el corazón tiene mucho que decir, aunque la cabeza tiene que vigilarle de vez en cuando. Es mi manera de pensar. Desgraciadamente, los palos que te va dando la vida nos hace volvernos más retraídos y fríos, perdemos la espontaneidad de la "edad del pavo", es una pena, la gente casi siempre va con segundas y cuando no va con segundas, tú tampoco te llegas a fiar, así que vamos listos. Semos muy complicados. Cada persona es un planeta raro raro raro. Y hay que verlo así para intentar entendernos, porque creo yo que nadie llega a conocer del todo a nadie, ni uno mismo a sí mismo.
X cierto, ramón, soy machupichu y yo te he dicho que alguien a lo mejor va por Madrid, pero yo no soy, sino alguien muy muy cercano a mí, jeje.

machupichu dijo...

Yo tampoco tengo paciencia, y a veces me ha dado disgustos esa actitud tan "aloloko" pero otras me ha dado mu buenos momentos, lo que pasa es que generalmente no sé encontrar el término medio. Pero tampoco me gustaría ser mu meditadora. Hedichomachupichu

Ramón de Mielina dijo...

En realidad no sólo es sexo, es la manera en que hoy en día se fuerza la confianza hasta crear un ambiente de intimidad ficticio.

machupichu dijo...

ains, pero qué hambre tengo ahora, me voy a por una coca-cola no "lait" para que me suba el asúuuuuucar! jeje. Hola Ramón! sabes qué me sale escribir ahora? pos que te valores muxísimo porque eres una de las personas que más vale de las que conozco, y lo digo desde el imperio de los incas que no es poco, jeje. en serio, eres un personaje de "chapeau" toma ya! si esk hasta sé idiomas. Y lo digo de corasssón corasssón!
Libres domingos y domingaaas! tralalalaa! por cierto, ahí va un chiste! ¿cuál es el animal más antiguo de todos? pues la vaca, porque está en blanco y negro! hedichomachupichu

Ramón de Mielina dijo...

graciasss :-)

Victoria dijo...

¡¡Cómo sabias que iba a entrar al trapo!! Ramón como me conoces...
Pues bien, he leido todos los comentarios, me ha llevado su tiempo y... Esta es mi opinión.
Creo que el hombre tropieza aprender. Sin embargo también es capaz de aprender por experiencia ajena. Una gran ventaja; capacidad de análisis y observación que nos ayudan a elegir lo que creemos que más nos conviene sin necesidad de experimentarlo todo, todo, todo. La vida nos libra de sufrir todos los males para aprender las bondades que conllevan lo opuesto.
Y sin cuadriculamientos. Los gestos tienen un gran valor de expresión. Acostarse con alguien a quien no quieres es engañarle. Con el cuerpo le dices que le amas y con la mente piensas en lo bonito que seria amarlo. En realidad viviriamos un guión de Hollywood. La sinceridad es unidad, para mi, de cuerpo y alma. No digamos lo que no creemos, ni hagamos lo que no sintamos. Hasta que realmente lo creamos y sintamos.

Anónimo dijo...

Ya lo dijo Mario Bennedeti...pobres de aquellos que confunden amor con paroxismo.

P.D: Yo soy el primer anonimo, el autentico ;-)

Ramón de Mielina dijo...

Se aprende mejor si uno mismo es quien experimenta las cosas aunque, claro está, siempre sería mejor que determinadas cosas no las probemos para convencernos de que no nos harían bien...

En cuanto a la segunda parte de tu post, Victoria, creo que si te acuestas con alguien a quien no quieres no siempre supone un engaño hacia esa persona (hablamos de relaciones y no de rollos). En ese caso creo que te engañas a ti mismo y, a la larga, no es beneficioso. Crees que es un avance cuando es crear una dificultad. Es como si a partir de haber quitado la barrera física surgiera una presión mayor que es pensar que ya tenéis confianza. Es comportarse con la complicidad de amantes sin conocerse realmente. Una presión muy grande y, desde luego, un espejismo que te hace pensar que conoces a la otra persona sólo por haberla visto desnuda.

Anónimo... Deberías firmar "el verdadero anónimo" o "el primero" :-)

Paroxismo: Exaltación extrema de los afectos y pasiones.

¡Bien por Mario Benedetti! Bonitos recuerdos...

Hlodowig dijo...

Esto de las relaciones de pareja es un tema muy complejo. Y encima, uno de los más importantes (por no decir el que más) que nos encontraremos a lo largo de nuestra vida.

Estoy de acuerdo con lo que cuenta Ramón en el post, que hoy en día no se valora la importancia que tienen ciertos pasos en el inicio de una relación sentimental; cómo el hecho de querer sentirnos satisfechos con nuestra vida amorosa, hace que nos confundamos y creamos que ya tenemos al lado a la persona adecuada, cuando ni siquiera la conocemos de verdad, y se cree esa falsa complicidad que acaba por decepcionarnos.

Creo que esas etapas de las que habla Ramón son imprescindibles para que una relación sentimental pueda durar para toda la vida.
Para mi no hay nada más bonito que compartir la cama con la persona a la que amas de verdad, a la que conoces, entiendes, respetas y en la que confias... Claro que encontrar a esa persona es harto complicado.

Y estoy de acuerdo en que estar con una persona por el mero hecho de estar con alguien (lo del monogamo sucesivo) solo lleva al autoengaño.

Si lo que buscamos es sólo sexo, la otra persona debería saberlo, más que nada para que tampoco se sienta engañada y poder disfrutar un poco, que es de lo que se trata, jejeje...

En fin, no podemos evitar el equivocarnos. Aunque habrá que tener cuidado, porque con lo caras que están las casas, malo sería emepzar por el tejado...

Anónimo dijo...

deseamos tanto creer que hemos encontrado a la persona adecuada...

Ramón de Mielina dijo...

¡Diario de un escándalo! Esa frase me la escribí, qué bueno que te acuerdes :-).

Pues sí, a veces no estás enamorado de alguien pero quieres estarlo y te esfuerzas porque todo sea perfecto. Hay algo que te dice que no es "esa persona" pero tu sigues erre que erre... y al final te decepcionas, dejas de engañarte y te rindes a la evidencia.

Y sí... ¡se trata de disfrutar! :-)

Victoria dijo...

Como en otras ocasiones todos tenemos nuestra parte de razón.
Si la otra persona conoce que sólo queremos pasar un rato, no estamos engañándola. Será un pacto en los que ambos ganan.
El problema viene cuando dejamos que el otro piense que nuestra relación está a la altura de meternos en la cama juntos. Hay esta el engaño.
Las cosas son dificiles y nosotros nos encargamos de complicarlas.
Sería interesante poner las bases de la importancia que cada uno da al sexo y a partir de ahí, actuar. Aunque crea que el sexo tiene un significado "per se" a pesar de que nos engañemos pensando a veces que es un placer más de la vida... Medio en broma, medio en serio. No ATA igual compartir un bocata de chistorra que compartir lecho.

Hlodowig dijo...

Exactamente !! Una cosa es sexo y otra hacer el amor. Las dos cosas están bien aunque, obviamente, prefiero lo segundo, por todo lo que significa.

El bocata de chistorra se puede compartir después, ¿no?

Jejeje...¡¡ Qué buena idea !!

María dijo...

hombre eso depende. hacer el amor esta bien pero el sexo NO ESTA NADA MAL! no soy ninguna obsesa pero aquien le amarga un dulce.

Hlodowig dijo...

No he dicho que el sexo esté mal. Todo lo contrario!! No renuncio a eso por supuesto. Sólo he dicho que prefiero hacer el amor, me parece más gratificante. Además, hacer el amor implica también tener sexo, ¿no? Pues eso, que dos veces bueno!!
Me largo a comprar chistorra...

machupichu dijo...

A estas horas con el hambre que tengo,sólo leer "bocata de chistorra" me da unas enooooooormes tentaciones de ir a la máquina a comer algo... Ahora mismo tengo un agujero en el estómago. Pues yo creo que lo importante es encontrar a esa persona que sabes que va a ser para toda la vida, o eso se va a intentar, porque lógicamente todas las historas pueden acabarse por 1000 razones, así que quien tiene suerte y también se ayuda a tener suerte, pues ta bien. Hombre, también está la opción de no tener ganas de ser "unígamo", gg. Que hoy día es bastante corriente, aunque yo personalmente he tenido la suerte de encontrar a esa persona especial. Asín que eso, ahora voy a ver si trankilizo al alien que llevo dentro.

G(punto) dijo...

Dijo Ramón:

" [...] es la manera en que hoy en día se fuerza la confianza hasta crear un ambiente de intimidad ficticio."

¡Qué gran verdad! (y qué gusto da leer verdades como puños tan bien expresadas).

J. dijo...

i agree

Lorenzo de Medici dijo...

...opino que esa confianza no la fuerza nadie, surge, es decir, se crea sola y no por imposición de la situación. Además entiendo que se le culpa al tiempo de esas situaciones de intimidad ficticia de las que hablais y depende de las circustancias hay 2 meses muy largos (meses o dias) o el mismo periodo real muyyyy corto. Por tanto esa intimidad puede perfectamente crearse en espacios de tiempo muy corto y estar completamente basada en los verdaderos sentimientos de complicidad mutua de la pareja.
Por último, creo en el sexo sin amor pero nunca llega al nivvel del "sexo con amor"

Rodrigo dijo...

Creo que ese "orden" del que habláis no deja de ser parte de convenciones morales (heredadas de un cristianismo que se extingue) que hemos mamado desde pequeños sin realmente pararnos a pensar si es válido o no.

¿Quién dice que una relación profunda y que dure no puede empezar de otra manera? Si todo fuera tan previsible y linear, que aburrido, ¿no?

Ramón de Mielina dijo...

Yo no creo que sean reminiscencias de una educación católica. Creo, dejando a un lado razonamientos religiosos, que sí que es verdad que muchas veces existe una gran descompensación entre la confianza física que tenemos con nuestra pareja y la confianza que podamos tener. Equivocamos la confianza física con la otra y esto no tiene nada que ver con religiones.

Por supuesto, siempre hay excepciones y hay relaciones que empiezan al revés. No os conocéis de nada, os acostais y al final coméis perdices. Por qué no.

Pero sí que es verdad que cuesta salvar esa descompensación.

Ramón de Mielina dijo...

Yo no creo que sean reminiscencias de una educación católica. Creo, dejando a un lado razonamientos religiosos, que sí que es verdad que muchas veces existe una gran descompensación entre la confianza física que tenemos con nuestra pareja y la confianza que podamos tener. Equivocamos la confianza física con la otra y esto no tiene nada que ver con religiones.

Por supuesto, siempre hay excepciones y hay relaciones que empiezan al revés. No os conocéis de nada, os acostais y al final coméis perdices. Por qué no.

Pero sí que es verdad que cuesta salvar esa descompensación.

Ramón de Mielina dijo...

He decir que un año después... yo he empezado la casa por la ventana... No debería ser así, pero debe ser una de las excepciones que confirma la regla porque estoy feliz... o debe ser que la regla es esta... vete tú a saber. Cómo cambian las cosas.