miércoles, 5 de septiembre de 2007

Ramón en China (IV)

MACAU

No hay mucho que ver por los alrededores de Hong Kong: Macau y Shenzhen. Hoy hemos ido a Macau, antigua colonia portuguesa (todo está en chino y portugués).

Nos habían dicho que no merecía la pena pero a mí me ha gustado. La verdad que éramos casi los únicos occidentales, salvando una decena de americanos y algunos portugueses sueltos. Puede que los asiáticos no fueran todos chinos y que fueran coreanos, japoneses, etc., pero como me parecen todo iguales no sabría decirlo. En cualquier caso, la ciudad me ha gustado.

Hemos ido en ferry desde HGK (una hora más o menos), con mareo incluido a pesar de las Biodraminas que me he tomado. Macau es sucia y llena de gente, pero tiene su encanto reflejado en los balcones enrejados de sus casas y las tiendecitas de productos de lo más variado. Lo mejor de Macau: los muebles.

Si en HGK hay miles de taxis y buses y en Beijing hay que andar con ojo por las bicicletas, en Macau las reinas de la carretera son las motos. Las hay por todas partes y hay que tener cuidado. Las normas tampoco están hechas para ellas. A decir verdad, por lo que he visto, pocas normas de circulación se cumplen realmente por estos lares.

Macau da para un día.

1 comentario:

J. dijo...

china, l pais sin ley?