jueves, 8 de abril de 2010

El Gran Hermano

Cada vez que doy un paso en su contra, él lo sabe. No sólo lo sabe sino que me hace saber que lo sabe. Lo que me preocupa no es que lo sepa sino el hecho de que no es humanamente posible que se haya enterado, pero así es.

3 comentarios:

Anele dijo...

Ramón que entrada más rarita...es tan perculiar y breve...¡Me encanta!

;)

C. C. dijo...

Si es que al final todo se sabe...o no? jajaja

Ramón de Mielina dijo...

Sí... es rarita porque la situación es surrealista... :-)