jueves, 15 de abril de 2010

El espíritu de la contradicción

Me gustan los días de verano con tormenta y algo de frío, los días de invierno calurosos y los otoñales con solete y fresco, la pintura que parece una foto y la fotografía que parece un cuadro...

8 comentarios:

Anele dijo...

Muy, pero que muy interesante...estoys expectante.

;)

ZIPI Y ZAPE dijo...

Joder, a mi me pasa algo parecido. Me gustan los helados pero no muy fríos y las mujeres cañón pero sin munición.

Somos raros, Ramón, "no digo diferentes, digo r-a-r-o-s".

C. C. dijo...

Siempre en las contradicciones y en las expeciones que no confirman la regla nos encontramos los mejores momentos, un abrazo

anapedraza dijo...

Y es lo que nos hace ser únicos Ramón!!!! y si alguien NOS llama raros, pues vale, seremos raros, pero creo que hay millares y millares.


¡Feliz fin de semana!

Miguel

tupersonalshopperviajero dijo...

ahmm y los guisantes con nueces? hijo mío que dificult eres, yes!
bss
;-)

Vanessa dijo...

A mí me pasa lo mismo eh?
Y me gusta la gente que parece fría y luego tiene muchos sentimientos.
¿Aver si los raros van a ser los demás?

haideé dijo...

Si, esto pasa por no vivir el presente :)) que echamos de menos lo que no tenemos, pero tuvimos alguna vez... ¡ay! sembramos infelicidad y luego nos quejamos, jijiji...
Abrazos :)

Eria.. dijo...

Es un "ni contigo ni sin ti"...