miércoles, 23 de diciembre de 2009

In the Loop

Oí una vez la teoría de la mano negra que nos gobierna en la sombra. Señores, no existe tal mano negra, al menos esa mano no está en el mundo de la política, quizás esté del otro lado. Sólo hay una panda de mangantes que dirigen este mundo, cada cual con su país, como si de un tablero gigante del Risk se tratara. Quito aquí, pongo acá...

No hace falta ver In the Loop para darse cuenta de que los de ahí arriba sólo son un atajo de flores de diferentes jardines; las hay prepotentes a más no poder, las hay ignorantes, las hay chupaculos, estúpidas, soberbias, absurdas... rara es la flor inteligente porque ésa es la que emigró hace tiempo a otro campo mejor.

Una comedia al más puro estilo inglés para ver en versión original sólo para poder aprender todo tipo de insultos. Lo reconozco decir "fucking son of a bitch" me llena la boca, me gusta, no lo puedo remediar. Quizás por eso soy fan incondicional de Sawyer (Lost).

Divertida, rápida (a veces demasiado rápida), hiriente... y, sobre todo, absurda. O no. Quizá la realidad política sea así, quizá el corta-pega esté a la orden del día, puede que sea la guerra de egos la que mueva el mundo. De miedo pensar que los de allá arriba no están, ni mucho menos, más capacitados que nosotros, los soldaditos de a pie, para gobernar el mundo. Sobre todo después de leer el mismo día que vi In the Loop un artículo en el que decían que la "misteriosa" fuente del servicio de espionaje británico que informó de que Sadam Husein podía lanzar un ataque químico en menos de 45 minutos fue... ¡un taxista! El tipejo lo cazó al vuelo de una conversación de dos militares iraquíes.

No sé cómo serán los iraquíes, pero los bilbaínos tiramos de boca que da gusto, así que espero que ningún taxista-boca-rana informe de nada a nadie porque Bilbao podría convertirse en un bonito agujero negro.

Para todos los que os gustan las comedias con fondo, ved In the Loop. Buena para reirse de todo el mundo político, de las diferencias entre americanos e ingleses, y de ellos... Buenos actores, buenos diálogos. Es verdad que hay que estar al tanto de la actualidad pero aún sin tener ni pajolera idea de lo que pasa en este mundo de locos, se puede entender de qué va la cosa.

Sobre todo me gustó James Gandolfini y ver a Anna Chlumsky, a quien no veía desde Mi chica, hace años ya...

Buena película. La recomendación de Ramón para las Navidades. James, para ti, te la dedico, tú sí que vas a reirte.

4 comentarios:

Funcionario's blog dijo...

Bueno, pues me la apunto, Ramón. Un saludo y Felices Fiestas y Feliz 2010 (parabienes, trabajo, amor y salud -sobre todo salud- que no falten)

Menda. dijo...

Tomo nota, D. Ramón.

supersalvajuan dijo...

Me la apunto, otra más.

jordim dijo...

esta película deberían pasarla en los colegios..