miércoles, 23 de septiembre de 2009

El tiempo entre costuras

A pesar de su desafortunada portada y peor frase resumen, El tiempo entre costuras es un buen libro (mi madre, su descubridora, a cada uno su mérito). En principio siempre tengo reticencias hacia esos libros que hacen historia novelada porque nunca se sabe hasta qué punto los datos aportados son falsos o no. Claro que tampoco puede uno fiarse 100% de los libros de historia, depende de la cuerda.

En cualquier caso, si os habéis quedado sin lectura, os recomiendo el libro de María Dueñas. Un estilo fresco el que se gasta la escritora, nada rimbombante. De hecho, sorprende su facilidad de pluma; da la sensación de que todo salió de su imaginación cuando, en realidad, el trabajo de investigación ha sido amplio.

De la guerra Civil, del Protectorado de Marruecos, de los nazis en España y alrededores, de los ricos y mucho menos de los pobres... El tiempo entre costuras lo tiene todo. El ave Fénix en forma de Rosalinda Fox y Sira Quiroga. Y tantos otros.

Me ha hecho gracia haberme encontrado en sus páginas con el resturante Botín justo dos días después de haber comido en él -por primera vez- con Tiger and Milk, los padres de Tiger y con la Chica Vaporosa. Buena comida, buena compañía. Dicen que es el restaurante mas antiguo del mundo. Quién sabe. Yo lo pasé genial. Si vais, mejor compartid los platos porque son los más grandes del mundo... ¡o casi! ;-)

15 comentarios:

Natacha dijo...

Gracias por la recomendación. Tomo nota. En cuanto a comer en Botín... compartir los platos por grandes ... y ¡por caros! jajaja.
Es un sitio precioso en un entorno maravilloso de mi querida ciudad.
Un beso, cielo
Natacha

ALMAGRISS dijo...

Casualidades de la vida, me acabo de quedar sin lectura! Agradecida quedo por la recomendación... ya te diré...
¿y dónde dices que está el restaurante? :)

Clares dijo...

Pues oye, muy bien, lo veré y lo mismo lo leo cuando me deslíe de este principio de curso tan complicado.

Sara dijo...

Gracias por la recomendación.
Besicos.

Menda. dijo...

Lo del libro, tomo nota, aunque creo que voy a parar de tomar recomendaciones, porque no tengo tiempo para tanto. Lo de comer en el sitio ese, no creo que me caiga de paso, pero bueno.....

supersalvajuan dijo...

Apuntado.

Murphy White dijo...

Tomando nota...

Funcionario's blog dijo...

Me encantan este tipo de historias. Gracias por comentar tus experiencias.

Un saludo.

GUIZMO dijo...

Ando con dos libros pendientes así que no es el mejor de los momentos para plantearse la lectura pero gracias de todos modos.
No había oído eso del Botín como el más antiguo del mundo. Mmhhh..

anapedraza dijo...

¡Hola Ramón!

Te tomo los consejos, primero el libro y el restaurante más adelante.

¡Buen fin de semana!

MIGUEL

Gilda dijo...

Tomo nota y ya te contaré, de momento estoy con lecturas...bueno.
Buen finde y un beso.

jordicine dijo...

Pues me lo apunto. Este no lo tenía controlado. Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Apuntado queda.

Saludos y buen finde!

neruda dijo...

Toc..toc..se puede?...
Soy neruda..una "mamá en apuros" que ha llegado hasta tu blog después de ir dando saltos de blog en blog...y lo cierto es que me detuve aquí porque me gustó lo que ví (o leí..)..
Hace unos meses dejé "aparcado" mi blog y ahora he vuelto a retomarlo...y si me lo permites..me seguiré pasando de cuando en cuando por aquí...
Un saludo..

Goofy dijo...

Hola Ramón.. apuesto a que la ilustración de la portada es de uno de mis pintores favoritos...Jack Vettriano (bueno, tú ya lo conoces)...... ¿no te parece? Por cierto, te debo una llamada.. un abrazo