miércoles, 5 de noviembre de 2008

El vaso saltarín y la inglesa gigante

Me acuerdo de un día que fui al cine. Fue hace años. No me acuerdo de qué película era pero el cine estaba practicamente vacío. Ya estábamos sentados los dos cuando entró en la sala un calvo tirando a alto. Sitios había. Pero se sentó justo delante de mí. Ni una butaca más a la derecha ni más a la izquierda. En la de delante. Y nos entró la risa.

.............

Fue en Londres, en la fiesta de Halloween. Era divertido ver a la paquiderma dar saltos como si se creyera gnoma y pequeñita. Era divertido verla coger la columna como si estuviera en una barra de striptease, contoneando su poderoso trasero -por grande- al son de un ritmo desconocido para el resto. Era divertido hasta que la inglesa gigante cayó sobre mí con todo su peso.

Acabé rodeado por sus brazos recibiendo sus disculpas de borracha y las risas que se le escapaban. A ella y a sus amigas-de-talla-normal-. Visto desde fuera tenía que ser gracioso. Ella debía ser sin duda la tipa más grande del bar y yo el único liliputiense con cojones para meterse en un bar de de gulliveres. Hasta me hizo gracia a mí la imagen. Mucha más que el vaso de cerveza (cerveza inglesa, en vaso más grande, tamaño paquidermo) que me tiraron por la espalda.

20 comentarios:

ernesto51 dijo...

Buenas impresiones para esta tarde de miércoles. Geniales.

Abrazos

Tesa dijo...

Podría decirte eso de que los buenos perfumes se guardan en envases pequeños y todo eso, pero como no creo que consuele, sólo te escribo que he sonreído con la historia de gnomos y gigantes.
(Yo soy una pequeñaja, eh)

Murphy White dijo...

¿Un paquidermo? ¿Cerveza por la espalda? ¿Barra de streaptease? Releeré el relato... Me cuesta ubicarme en el surrealismo londinense ;)

Rockdriguez dijo...

a mi me jodieron y bien el concierto de Sabina, largas horas esperando para tene un buen lugar.. cuando llegó un espabilado bastante alto y se puso justo delante de mi donde estaba su acompañante guardandole sitio!

agg...

Holly Golightly dijo...

Un olé por ver la imágen desde fuera y que te hiciera gracia!!
Yo seguro que no le hubiera dicho nada "nice". :-)
Igual deberíamos investigar cómo lo hacen los ratones con los elefantes..

Sibyla dijo...

Caballo grande, ande o no ande!

No sé si te servirá este refrán para aplicarlo a la inglesa paquiderma, lástima no tener unas tomas(fotos) de esos momentos.

Con relacvión a Obama, pienso que hay que darle un voto de confianza...

Un abrazo:)

Eva dijo...

A mí siempre me toca el calvo alto delante en el cine!!!! A veces les brilla tanto la calva que veo la peli reflejada en ella.

Un besote.

Iagui dijo...

Joe Ramón... si es que todas pierden su culo (o culazo enoooorme) por ti... pagaría por haber tenido el vídeo de la secuencia enterita... y tu cara después de la catarata de la pinta inglesa!!!!!!
VIVA LOS ENANOS...(siempre nos será más fácil dar cabezazos en los c.....)
;)

L o L i T a dijo...

Ja,ja...estoy con Murphy, donde te metiste? era el pub de BigFish? La noche del surrealismo grotesco? ;)


Y da gracias, a que el calvo era calvo...imaginate un cabezon de peloncho! :D

(lo dice una alta y peloncha)
Besos ;)

TUPERSONALSHOPPERVIAJERO dijo...

jajajajaj eso te pasó en londres??? Surrealista total. Puede que te sintieras abochornado entonces pero ahora cuando lo cuentas es un motivo de carcajada no? Me gustan ese tipo de experiencias "paranormales" jajaja
Bss
;-)

Olivia dijo...

Podemos formar un equipo, yo también soy de las pequeñajas, aunque mas que gnomo preferiría ser un hada alada o algo así, no? jeje, como Campanilla.
Cuando voy al cine, ruego porque ningun pelucón, o alto desconsiderado/a se siente delante mío. Y en las fiestas, si hay borrachines al acecho...(ups, no se si se escribe con c o s esta palabra) me alejo prudencialmente...no vaya a ser...jejeje. Se ve que te van las emociones fuertes, jeje...

Un beso.

C. C. dijo...

Upss no se que pasa pero no me actualiza bien cuando alguien escribe una entrada nueva, os pasa a vosotros? Me he dado cuenta porque en el blg de almagriss ponia un título nuevo...aunque no cambiaba.
Y en cuanto a tus memorias recientes, es lo que tiene tener a Eli cerca (la elefanta rosa de pocoyó) jeje, y menos mal que el del cine era calvo no? imaginate que lleva cresta...

Agusss dijo...

Jajaja No hay bares de liliputienses en Londres?¿
Ramón, dá gracias que se disculpó y la escena continuó con las risas....las hay que no despiertan cuando caen y por el peso que describes, hubieras tenido que dictar a alguien este post mientras la grúa te soluciona el incidente ;)

Debster dijo...

Jajajajaja... La escena del cine me suena, seguro que antes de entrar en la sala pensaste ¡Seguro que el tío mas alto de la sala se sienta delante mio! :D

Charlie dijo...

Jajajajajajajajajaja no lo podías haber contado mejor... y me meo con el comentario de Agus... efectivamente si llega a quedarse inconsciente tienen que ir los bomberos a sacarte con la radial...

Pobre paquiderma, ole sus huevos imitando a Demi Moore en 'Striptease'... a muchas Demis juntas, digo. :)

TUPERSONALSHOPPERVIAJERO dijo...

Pero la galleta estaría en Harrolds no?
Chico, eso sí que es un viaje bien amortizado
;-)

Olivia dijo...

Jajaja...quiero ser adultaaaa!!! (me ha hecho gracia tu coment). Y un pelin cursi si que soy, lo admito. :-D

La china fuera de la CAJA dijo...

No olvidar que era Halloween, las gentes pierden la cabeza, y las paquidermas el cul...
Esa experiencia hará graciosamente memorable el viaje!!!
Gracias por darle sentido del humor a la vida!!!

genial lo de Eva y la calva pantalla...

ALMAGRISS dijo...

Uf, Dios mío, me viene a la mente un capítulo de una serie (no recuerdo el título)en la que una señora que pesaba una verdadera barbaridad, en medio de la noche mientras dormía, inconscientemente, se tumbó sobre su marido y a la mañana siguiente éste estaba muerto por asfixia (declaró que había sido intencionado porque le daba vergüenza admitir que no se había dado cuenta)
En cuanto a lo del calvo, estoy con Lolita, mejor sin pelo que no un pelocho de esos.
Besos de una enana medio calva :)

CaminanteDeNoche dijo...

Jajajajja, esas anécdotas siempre quedan en la memoria para arrancarnos una sonrisa, aunque en el momento nos pongan colorados.