miércoles, 18 de junio de 2008

Limpiaba yo el suelo de mi txiringito playero

A veces me pregunto qué coño hago trabajando por cuenta de otros, comiéndome marrones que no son míos -y míos también-, agobiado por plazos imposibles y con la agenda llena de reuniones y cursos totalmente inútiles o prescindibles (gran invento el mail). Estos días me planteo seriamente montar un txiringito de esos en los que puedes ver la puesta de sol tranquilamente mientras los clientes habituales van yéndose a casa poco a poco, con un perro pachón enorme y mi gato marinero. Y con un melenudo en portada. Y digo yo que qué me ata aquí si total el mundo de la fantasía se derrumbó hace tiempo para mí y ya nunca volvió a ser lo mismo. Y digo yo que, con lo bien que estaría yo allí, qué hago aquí.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Me apunto a dirigir el txiringuito... de verdad que me apunto... propongo costa de Argentina, o alguna costa africana o Tailandesa...

Me veo, es que me veo... pantalón suelto, sin camiseta y sin presiones... cerveza, servir un poco a los habituales y baño...

FDO: Anónimo

Ramón de Mielina dijo...

Dirigir el txiringito??? Anda qué... Yo dirijo y tú pones copas :-P

alejandro magno dijo...

me apunto!!! SI SI y definitivamente SI al mar, sí a la apertura de mente, sí a la creatividad... y a las mil formas diferentes de ver amaneceres y ocasos...sin más (ni menos)... y sin reglas artificiales e inservibles.
:-)

Anónimo dijo...

OK, me da igual... con que me de el dinero para la choza, la comida y dos chorradas, me vale...

vete definiendo el proyecto... yo termino la maleta

Ramón de Mielina dijo...

Argentina me parece bien. Mete un par de bañadores, panalones frescos y hawaianas. Acuérdate de la crema y de las gafas de sol. Empieza la nueva vida!

Holly Golightly dijo...

Querido Ramón,

Me has leído el pensamiento!
LLevo unas semanas pensando que al final los cambios que hacemos, que hago ( para no generalizar), en cierto sentido, no son tal.
Cambiamos a lo mismo, pero en un sitio diferente. Al menos esa es la sensación que tengo ultimamente.
Diferentes caras de compañeros y jefes, pero mismas manías, agobios, malas y buenas caras, reuniones larguísimas y nada fructíferas, plazos imposibles,...etc.
Pero en realidad sí que queremos algo distinto.
Seríamos realmente tan valientes para dejarlo todo y montar nuestro txiringuito particular?
Veo mi futuro en una librería como la de Meg Ryan en la película...

De ilusión y sueños también se vive? O se malvive si no se es valiente y se lucha por ellos?

Encrucijada...

Agusss dijo...

Gandules!!! Dejad de fantasear y poneros a trabajar inmediatamente!....que los txiringuitos no se levantan solos!
Mucho bla bla bla y luego aquí estamos, atrapados por el consumismo y sus urbes atestadas de olor a sistema. Alguno tendrá que poner seriedad ¿no? ...pues no!
Poned fecha y hora para la puesta del primer bambú :D

Ramón de Mielina dijo...

No sé si la clave de todo esto es en que hay que ser feliz en las circunstancias en las que se vive... Pero supongo que si uno se resigna, de vez en cuando, le saltará una lucecita de alarma diciéndole "pero si a ti lo que te gustaba era...".

Los cambios de trabajo son como los cambios de país. Todo depende de porqué se hagan los cambios. Si uno cambia porque huye, le perseguirá aquello por lo que huye porque es un asunto no zanjado. Uno es siempre la misma persona, con los mismos problemas, manías, virtudes y defectos y da lo mismo dónde esté. De hecho normalmente los problemas nos los creamos o los engrandecemos nosotros mismos.

Difícil decisión... Me gusta mi txiringito playero pero me he/me han creado demasiadas necesidades... primero tendría que pasar por un tratamiento de desintoxicación consumista.

Deberíamos reaprender, porque todos lo decimos pero no lo cumplimos, que para ser feliz no hace falta tener un deportivo, ni el último modelo de móvil, ni tener kilos y kilos de ropa...

Para ser feliz debería bastarnos con la buena compañía, el dinero suficiente para vivir cómodamente y tiempo para hacer lo que realmente no gusta hacer.

Y menciono aquí el dinero porque, ya lo siento, es difícil ignorarlo en el mundo en que vivimos.

Eurodrigo dijo...

Yo conozco a gente que han montado un chiringuito en Tailandia. Buen rollo, amiguetes y habituales... y comida y copas excelentes (doy fé). ¿Suena como tu idea de paraíso paralaboral, no?

Pero al final, quieras o no, es un negocio. Han tenido que conseguir licencias (a nombre de tailandeses), alquilar local, contratar a gente, pagar sueldos, etc. El dinero está en todas partes. Siento chafar el sueño. No se puede escapar del dinero y el trabajo, de una manera o de otra. ¿Significa eso necesariamente ser consumista? Yo creo que no.

Si estamos hablando de un chiringuito metafórico, ya es otra cuestión.

Por cierto, nunca me había parado a pensar en la letra completa de la canción de marras. :-O

http://www.georgiedann.com/Letras/El%20chiringuito.htm

Anónimo dijo...

Me partece buena idea, pero yo puestos, no quiero ni dirigir el chiringui...me basta con tener un horario decente y poder toamrme un par de cañitas con tapa a costa de mis jefes... ;)
No es tan complicado si simplificas las copsas
Un perro fiel

Holly Golightly dijo...

Estoy de acuerdo con Eurodrigo en que poniendo los pies en la tierra para hacer realidad tus sueños, siempre te encontrarás con el dinero, la burocracia y demás por el medio.
Pero si todos estos "inconvenientes" o "pasos previos", sirven para poder trabajar ( está claro que hay que trabajar para vivir, a no ser que nos toque la lotería),de lo que siempre has querido, o de lo que siempre has creído que sería tu trabajo ideal, bienvenidos sean no?
Para trabajar en el txiringuito, habrá que construirlo primero!!!

Anónimo dijo...

A ver, que yo he debido entender mal... tener un chiringuito no siginifica dejar de ser consumista...al menos para mi...

MI idea es..montamos un chiringuito en el que la vida de ese pais sea barata, curramos a la orilla del mar, vacilando con las turistas...la pasta nos la gastamos en pantalones de lino (camiseta yo no pienso llevar) y en cervezas...

Joder, mi idea es ser consumistas y superficiales aa tope...pero sin jefe, sin metro, sin polucion...

Mi idea es ser feliz...

Fdo: Anonimo

J. dijo...

yo voy

Iagui dijo...

Madre mía qué movida con el chiringuito, entre los que se apuntan y los que no lo reconocen... al final acabarás montando una franquicia de chiringuitos de playa por costas del mundo y dirigiendo todos ellos. Es decir, un finde en cada país.

"uy, tengo que ir a rumanía que les falta el suministro de cerveza"

" ay! si no quedan patatas en el de Florida!"

"demonios, si llevo sin pisar Madrid 8 meses!!!!"

A soñar con txiringuitos terrenales cada día!

AUPA RAMÓN!!!! (joe, se queda unos sin internet nua semana....)