lunes, 13 de agosto de 2007

¡Queda prohibido!

¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de irreales ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes,
¡no me extraña que exista tanta confusión,
tanta lejanía de todo, tanta desilusión!.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando los necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a todos aquellos que me quieren.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hallar mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
odiar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
sentir que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.


Alfredo Cuervo Barrero


(Para L.) Porque tienes razón; hay que leerlo de vez en cuando.

16 comentarios:

J. dijo...

bonito y mu cierto

Anónimo dijo...

Ya lo conocía. Lo tengo pegado en mi cuarto.

Holly Golightly dijo...

A veces nos olvidamos que la vida pasa en un momento, y que los momentos no vuelven.
Totalmente de acuerdo, hay que leerlo de vez en cuando.

Lorenzo de Medici dijo...

Queda prohibido prohibir actitudes o sentimientos a individuos considerados libres de actuar y recibir consecuentemente los frutos a esas determinaciones tomadas!

Ramón de Mielina dijo...

Es un poema que uno debe leerse a sí mismo y que probablemente te ayuda a ver las cosas menos negras en depende qué días. No se prohibe nada a nadie sino que uno mismo se dice que nunca más volverá a desaprovechar el tiempo, etc. :-)

Hlodowig dijo...

Como dice Ramón, este poema no indica literalmente una prohibición. Creo que, además de enseñarnos una actitud frente a nuestros miedos, resume de alguna manera lo más importante en la vida y que no siempre sabemos cuidar: la pareja, los amigos, la familia y nosotros mismos...

Personalmente me parece muy útil el tenerlo cerca, y leerlo de vez en cuando ayuda a valorar y aprovechar lo que tenemos y no vemos.

Gracias Ramón.

Elena Nito del Bosque dijo...

Yo creo que lo importante en esta vida es convivir con lo que se tiene. Muy importante la salud y el amor... sin eso no se puede vivir...al menos eso es lo que yo creo.
MUY IMPORTANTE, no dejar de hacer las cosas ni demostrar lo que sientes por lo de tu alrededor, porque igual para cuando lo hagas ya s tarde.

Ramón de Mielina dijo...

No estoy de acuerdo. Se puede vivir sin amor (si entendemos "amor" como "amor de pareja"). Si extendemos el término "amor" a familia y amigos, entonces estoy de acuerdo; no podemos vivir sin amor porque no somos seres 100% independientes.

No se puede, o no es aconsejable, aislarse de todo (familia, amigos) pero sí se puede vivir sin pareja. De hecho todo el mundo debería aprender a estar solo. Pero éste es un tema del que ya hemos hablado.

Las cosas llegan cuando llegan y cuando lo hacen... ¡qué bonitas son! Increible cómo cambian las cosas de un mes a otro y la cara de tonto feliz que se te queda. :-)

J. dijo...

q viva el amor!
tb salud.
pero q bonito es estar enamorado

alejandro magno El peregrino dijo...

hace poco he tenido la oportunidad de acercarme a algo parecido a lo que hoy Ramón, nos traes, y que podría resumirse así:

Queda prohibido no ser uno mismo
Queda prohibido no encontrarse a uno mismo
Queda prohibido no ser auténtico...

Cuando tienes tiempo para pensar te das cuenta de cómo muchas veces desprovechamos un tiempo que tenemos sólo prestado -y no pretendo poner una nota triste, porque la verdad que no lo es- y creo que hay que sembrar cosas buenas que son las que realmente permanecen y que realmente nos hacen eternos... es uno de los secretos de la felicidad que tanto buscamos...

en realidad es bastante sencillo pero de vez en cuando se nos olvida y hay que estar en soledad y alejarnos del "ruido" (muchas veces falso) que nos rodea y escuchar el susurro de la naturaleza para comprender lo verdaderamente importante. Es como cuando eras niño... :-)

Elena Nito del Bosque dijo...

Yo en ningun momento he habalado de amor "de pareja", cada uno sabra de que amor depende, pero sin amor no hay salud y sin salud no hay vida.

Anónimo dijo...

Según los taoistas, primero hay que ser feliz. Cuando se es feliz se debe conseguir la longevidad y buena salud, que se logran mediante el trabajo diario y desarrollando ciertas cualidades físicas y mentales que nos permitirán gozar de una larga vida llena de salud. Es entonces, y sólo entonces, cuando podremos aspirar a la paz interior.

Ramón de Mielina dijo...

El problema está en tener tiempo para pensar. Muchas veces siento que todo va demasiado deprisa o que, por falta de tiempo, vamos dejando pasar días, semanas y meses sin pararnos a pensar si somos felices, si hacemos lo que queremos o nos dejamos llevar, si nuestra vida es como queríamos que fuera y si realmente luchamos por lo que queremos.

Me da vértigo ver que ya estamos a finales de agosto.

J. dijo...

bonita filosofia la d ls taoistas.

Anónimo dijo...

demasiado cursi tu comentario, alejandro, sobre todo el último párrafo.

alejandro magno dijo...

...hola "anónimo", me parece muy bien que te parezca cursi... lo importante es la idea y el fondo (ese creo que no es cursi) y de eso no nos comentas nada ¿estas de acuerdo?

Saludos :-)