lunes, 19 de julio de 2010

No le voy a poner ni nombre a esta entrada porque no sabría qué decir...

No sé si tenías razón o no. Creo que he sido razonablemente feliz allí. Recordaré el poder ir a la playa todos los días, la charcutería de la calle Pi, mi maravilloso-enorme-precioso-barato piso, mis vecinos, la tienda de marcos de al lado, el poder ir andando a cualquier lado... Lo que está claro es que me gusta beber agua del grifo y eso, en Barcelona, no se puede hacer.

No puedo negar que yo soy de tapas -a falta de pintxos-, de La Latina los domingos, del Kundum y de estar a menos de 6 horas de casa.

Adiós Barcelona, hola Madrid.

10 comentarios:

Eria.. dijo...

Cargado de energia para la realidad...

Eria.. dijo...

Cargado de energía para la realidad...

C. C. dijo...

Cada sitio tiene sus cosas imagino, bienvenido de nuevo a Madrid :-)

butthetruth dijo...

Bah! No quiero ni pensar el día que me toque despedirme de Barcelona...
Suerte en Madrid!

Ernesto dijo...

Bienvenido en tu vuelta a casa. De todas formas, Barna siempre te deja marcado y enamorado.

ErNiñoGrande dijo...

Mucho ánimo con los marditos controladores, aunque razón no les quito, creo que como muchas veces en esta vida, fallan las formas.

B.B. dijo...

Bienvenido, te echabamos de menos.

Anónimo dijo...

Madrid no me gusta, Ramón... en mi opinión sales perdiendo en el cambio, aunque tu nuevo piso sea bonito. Voy a abrir una pelotilla a ver cuándo calcula la gente que será tu próxima mudanza...se admiten apuestas...yo te doy esta vez 14 meses antes de mudarte a otra ciudad...jajajaja

VolVoreta dijo...

Feliz regreso.

Te dejo un beso.

Olivia dijo...

Bienvenido por estos lares again! como te dice C.C, todo tiene su encanto. La Latina...Lavapiés...yo empiezo a descubrir madrid.

Besitos!