miércoles, 17 de febrero de 2010

La crueldad es infinita

No una. Ni dos... ¡tres! Tres panaderías son las que me encuentro cada día camino al gimnasio con su olor con manos que me quiere llevar hacia adentro de cada una de ellas para que caiga en la tentación. Cada día huelo a pan recién hecho porque no respetan horarios, deberían saber que los buenos panaderos se despiertan a las 5 de la mañana para tener el pan a tiempo para los madrugadores, que son a los que Dios ayuda. El pan no se hace a las 7 de la tarde y menos pasadas las 9, pero ahí están dale que te dale. Qué gracia tiene comprar el pan por la mañana si da lo mismo que lo compres por la tarde. Cuándo volveré a oir decir a un panadero "sí, aún me quedan tres barras pero son sin sal y están desde por la mañana". Sudo la gota gorda cada día pedaleando, haciendo pesas, haciendo como que patino, haciendo abdominales, para que en mi camino se crucen tres panaderías con su pecaminoso olor a pan recién hecho fuera de horario. Deberíamos volver a las costumbres de toda la vida. El pan sólo se compra calentito a primera hora de la mañana. Todo debería volver a su antiguo orden para que yo no tenga que salir de casa con la mirada baja y la nariz tapada camino del gimnasio como burro con orejeras. He dicho.

15 comentarios:

sinpelosenlalengua dijo...

Ramón no he podido evitar sonreirme si que a mi también me ponen de la nariz tan rico pan!
saludos querido amigo

Anónimo dijo...

Come puerros Ramón...jajaja

yopispo dijo...

Me encanta el pan, pero el mejor que he probado en mi vida es uno que compramos Rafa y yo en un pueblo perdido de leon a una señora, era mas grande que el portatil mas grande de mi padre (una auténtica pasada) y totalmente casero, nada de espesantes o cosas extrañas... una delicia.
Las barras de pan sin sal son peores que una muerte a pellizcos :-)

V.M. dijo...

Jajajaja!
A mi me pasaba lo mismo... yo cambiaba de acera y miraba el parque al otro lado.

Olivia dijo...

Pues si es una pastelería (o panadería pastelería) no te cuento. Oye, entonces, te lo estas tomando muy seriamente lo del gym?! tipazo que te va a quedar (Sí, y comiendo con poca sal, y dejando las cosas ricas a un lado...jo!)

Besote!

anapedraza dijo...

¡Hola Ramón!

El pan no engorda, salvo que te comas un kilo por comida, te lo digo yo que soy muy panero.

¡Feliz fin de semana!... ¡¡¡y come pan!!! (a ser posible acompañado de buena comida, buena bebida, y mejor compañía).

MIGUEL

yopispo dijo...

La felicidad es infinita, la crueldad se agota.

El futuro bloguero dijo...

Pues en casa, que hacemos el pan nosotros mismos... huele que alimenta...

Abrazo

Remedios La Bella dijo...

ay, amigo mío...yo he deshechado la idea de apuntarme al gimnasio...el dulce me tiene loca!! y eso que lo evito, como intentas hacer tú...piensa que así refuerzas tu fuerza de voluntad,jiji. Un saludo!!Visita nuestra página y ríete un poquito con nuestras historias!!www.dependientassa.blogspot.com

CaminanteDeNoche dijo...

ajajjaja, es que no hay mayor tentación que la que nos prohibimos.

No hay un camino alternativo sin panaderías, pastelerías,tiendas de comestibles, bares, etc?

Por lo menos sin panes habrá alguna calle cercana no?

Prueba a comer una puntita el fin de semana para que su ausencia no te obsesione, en casi todas las dietas incluyen pan, con mucha moderación, nada de bocatas gigantes con fritangas. Si no lo quitas del todo, no te tentará tanto. Bueno, no soy dietista ni médica, pero algo sé...

Un abrazo y ánimos.

Natacha dijo...

Yo he eliminado el pan de mi vida, por mi incapacidad de parar de comerlo, jajaja.
Ay, señor, si es que es un auténtico pecado.
Un beso,
Natacha

ÓNIX dijo...

jajajaja.. a veces pasa...

Todo un día de rutinas para mantenernos en forma y siempre hay algo que nos hace la tarea más complicada...

Saludos...

Wuigi dijo...

La senda del bien (o de lo correcto) es estrecha y llena con demasiados baches en el camino.

Una forma muy sutil (o no tanto, dependiendo...) de Dios de apretarnos las pelotas (u ovarios, sea el caso).

Ah, yo tambien ando en la eterna lucha de bajar de peso y en esos momentos el enemigo se ve mas delicioso que nunca.

¡Animos y adelante!

-L.

yopispo dijo...

El pan tiene que ser bueno, solo que retrasa la digestion y de hecho sacia antes a igualdad de calorias que otros muchos alimentos, por tanto prefiero una barra de pan que su equivalente calorico en pastel de arandanos, k seguro me sabe a poco como mas para llenarme y luego me rendondeo, feliz, muy feliz pero me redondeo.

Sara Royo dijo...

Hay algo más delicioso q el olor del pan recién hecho?