lunes, 2 de marzo de 2009

On the Road III - Explicaciones

Me dicen que no todos los americanos son como los pinto. Sin duda. Ni todos los vascos somos terroristas, ni todos los madrileños unos chulos, ni los catalanes maleducados, ni los andaluces incultos... Es más, ni siquiera los gallegos comen siempre pulpo con cachelos y caldo de primero.

Contesto que estoy en fase de adaptación, uno escribe sobre aquello que le sorprende, lo que le llama la atención. Ojalá pudiera relatar de una manera interesante el vuelo de una mosca. Pero lo que me llama la atención es su manera de vivir en una terapia de grupo constante, el cómo separan totalmente lo personal de lo profesional, lo organizado que tienen el trabajo -y lo estructurado también-, sus -insanos- hábitos alimenticios, la naturalidad con que llevan ser los amos del mundo -haciéndolo saber-... Claro que, de momento, todo son primeras impresiones.

Uno se acostumbra a todo. Así que aprovecho mis primeros meses, antes de que me vuelva uno de ellos y deje las castañuelas y los lunares a un lado acumulando polvo.

A veces uno escribe y no sabe qué leerán los demás. Por eso siempre me han parecido absurdos los comentarios de texto que nos mandaban hacer en el colegio. Qué habrá querido decir con "pan y cebolla". Y yo qué coño sé, a lo mejor que eran tiempos de postguerra, a lo mejor estaba a dieta, a lo mejor se había fumado un porro... a lo mejor era lo que mejor rimaba. Vete tú a saber. Y, a veces, tiene uno ganas de explicarlo y otras no. Hay que considerar que no soy fiel a la realidad casi nunca, como tampoco lo soy a la imaginación. En fin, que en todo lo que escribo hay parte de verdad, parte de mi vida, parte de la de otros, parte de mentira y parte de imaginación. Y todo lo escribo sabiendo que no se leerá como lo hago yo. Imposible dar una fórmula magistral para hacerlo porque los porcentajes de invención, verdad, mentira y demás, varían en función del texto. E incluso a veces hay variables que no aparecen. Cómo saberlo.

Que nadie espere un relato 100% real. No escribo sobre lo que pasó sino que también se entremezclan mis pensamientos, sentimientos, vidas ajenas, libros que leí... Nadie dijo que esto fuera un diario (aunque lo parezca a veces).

Después de todo... yo no soy americano. Soy incapaz de separar lo profesional de lo personal. :-)

21 comentarios:

Menda dijo...

Yo tampoco soy americana.God me libre!!!!

ALMAGRISS dijo...

Pero entonces ¿tus historias no son ciertas al 100%? Jo, que desilusión... y yo que creía que eras un hombre :)
Sigue así Ramón jejeje
Un besazo

Olivia dijo...

Caray! a mi me gusta como cuentas las cosas, con parte realidad, con parte tuya, con parte ajena, con parte imaginación, da igual... lo que ves, sientes, percibes. Cierto que cada cual luego te daremos opiniones varias, pero es lo que ve cada uno. En cuanto a riqueza cultural nunca esta demás aprender sin dejar que se empolven las castañuelas, jajaja.

Besotes!!!!

La del Planeta dijo...

Oh Really?

Ramón de Mielina dijo...

:-)

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Gracias por pasarte por el blog, y decirte que a mi también me pasa lo mismo escribo de lo que surja en el momento, puede ser criticable o pueden elogiarte.No hay que creársela, pero un poco de auto estima no viene mal!.Cada blog tiene su estilo, que puede gustar o no.
Los premios que yo recibí, no fueron por talento literario,solo fue por seguir un blog que me gusta, y el otro por darme la bien venida!. Ya ves que nadie opina igual, fui muy criticada y hoy me felicitan! te confieso que al principio quise dejar,no me sentí del grupo, ni hoy me siento incorporada, tratare de hacer lo mejor que pueda y agradecer todo tipo de comentario.
Tu lo haces muy bien! besos.

Clares dijo...

Ramón, querido amigo, acabas de descubrir la literatura. ¡Olé ahí! De eso se trata. Si quieres darnos una idea de los americanos con los que trabajas, tendrás que buscar aquellos rasgos precisos que los distingan más del resto de los mortales, y luego o los caricaturizas exagerando mucho o lo pones lo más cercano a la imparcialidad que puedas, que eso es bien difícil. A mí me gusta la frescura con que describes las cosas y esa forma tan humorística que tienes de contar tus experiencias. Pues sigue por ahí, que vas bien.

carlota. dijo...

Pues a mi me gusta leerte.

Saludos!!

La china fuera de la CAJA dijo...

Eso es la literatura, y es lo mejor que tiene, ¿quien dijo que la verdad hay que conocerla?

Iagui dijo...

Da gusto leerte Ramón... y sí es cierto, cada uno escribe lo que le sale... afortunadamente unos tenéis talento y sois capaces de compartirlo, otros , si es que lo tenemos, lo guardamos en una caja y nos da miedo dejarlo fluir... no te vuelvas uno más, no dejes que lo personal no te afecte, en el fondo lo profesional lo debería decidir tu lado personal... ¿o no?

en fin, que no todos los gallegos comemos pulpo con cachelos, aunque más por lo caro que por cliché: YA NOS GUSTARÍA! y caldo de primero...

AAAAAAAAYYYYYYYYYYYYYYYYYYY

;)

PD: al pan pan y al pulpo... como locos!!!!!! y filloas, y orejas... quién quiere "PEANUT BUTTER"?

viva LOST!

(se me fue, lo siento=)

abajo el insomnio!!!!

Anónimo dijo...

Escribes bien es lo que cuenta. Te conozco y no todo es mentira porque lo he vivido contigo. Siempre añades cosas pero el fondo de cada uno de los textos es tuyo.

jordicine dijo...

Creo que es imposible. Te entiendo perfectamente. Un beso.

anapedraza dijo...

Ramón,

Tú escribe como te da la gana, faltaría más. Yo te leo porque me gusta tu blog, como escribes y de lo que escribes, a veces me rio, a veces me deja melancólico, otras me entristece, vamos que me emociona.

No siempre te dejo comentarios. En el post anterior no escribí nada, no porque no me gustara, simplemente porque no sabía que decirte.

Los americanos andan muy jodidos desde que el dólar vale bastante menos que el euro, antes con las pesetas eran los amos y ahora con sus dólares las pasan caín en España. Es un país muy caro para ellos, eso les jode mucho.

Un abrazo.

MIGUEL

Rockdriguez dijo...

What the hell ???

me lo crei todo, jaja , se te da bien ... besos.

Ramón de Mielina dijo...

Ni todo es verdad ni todo es mentira... a ver si ahora nadie va a creerme... "que viene el lobo", gritó Pedro... Un término medio. Es decir que no siempre lo que escribo es lo que me pasa o al menos no al 100%, a veces sí que lo es, a veces a medias... :-)

Anónimo dijo...

No te preocupes, algunos nunca te hemos creído del todo... :)

Eso sí, procura no escribir nunca una autobiografía. Terminarás diciendo que eres veterano de Vietnam y que te dieron la Medalla del Congreso...

:p

Ramón de Mielina dijo...

Ahí estuve, en Vietnam , en primera fila, fue duro... ;-)

Saúl dijo...

jajaja no sabía que los gallegos comíamos siempre pulgo con cachelos y caldo…
no hay que tomarse las cosas demasiado a pecho…
quién quiere leer, escuchar o ver siempre la realidad?

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Te he dejado un detalle en mi blog!. Besos

C. C. dijo...

Pues eso, cada uno escribe lo que quiere y que los demás entiendan lo que quieran. :-P

jejeje

Murphy White dijo...

em... pero entonces sigues vivo?